miércoles, 23 de agosto de 2017

Una familia venezolana quedó en “un limbo” en Panamá luego de que sus visas canadienses fueran anuladas

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Familia-Garcia-Venezuela-CanadaFoto: Cortesía Pedro García

Como miles de personas, Pedro García llegó a Canadá proveniente de Venezuela a inicios de año con la finalidad de estudiar, ganar experiencia laboral en el país y luego, quizá, pensar en la posibilidad de solicitar la residencia permanente.

Sin embargo, su trayecto parece haberse detenido súbitamente, quedando en un limbo por un incidente entre su familia, un agente de una aerolínea y las autoridades de inmigración. Hasta hoy la familia García dice sentirse frustrada por la falta de respuestas.

A inicios de este mes la esposa de Pedro García se encontraba en Panamá junto a sus tres hijos, haciendo una conexión desde Venezuela rumbo a Toronto, para reencontrarse con su familia. Los cuatro tenían sus visas válidas e incluso Nazarelys, la esposa de Pedro, cuenta con un permiso de trabajo en tierras canadienses que es válido hasta finales de noviembre.

El plan de la familia era, una vez en Canadá, renovar su permiso de trabajo (tal como lo permite la ley e incluso como lo promueven las autoridades a las personas que buscan inmigrar a través de esta vía).

Pero un agente de Air Canada en Panamá señaló que había problemas con los documentos de la familia. Luego de presuntamente hablar con las autoridades de inmigración, el empleado de la aerolínea canceló las visas de los tres viajeros, rayó los documentos en el pasaporte y les anunció que no podían viajar.

“Esto es problemático por tres razones”, señaló Elizabeth Long, abogada de inmigración encargada del caso, durante una entrevista con NM. “Primero, el oficial de Air Canada asumió el rol de un oficial del CBSA (Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá). Esto es algo que no deberían hacer”.

En segundo lugar, la abogada dice que es preocupante que el gobierno canadiense haya permitido a un oficial de una aerolínea anular una visa de esa forma. “Y en tercer lugar, la familia no ha tenido hasta ahora una respuesta oficial del CBSA, o de la Embajada para explicar la situación, lo cual es también preocupante”, agregó Long.

Esto ocurrió el pasado 4 de agosto. Desde entonces la familia de Pedro García se encuentra en un hotel en Panamá, intentando, sin éxito hasta ahora, resolver la situación.

“Estamos muy tristes, devastados por la situación, sorprendidos por el trato”, señala García a través del teléfono, en entrevista con NM. “No hemos recibido respuesta de ellos, sólo un correo diciéndonos cómo aplicar para una nueva visa”, agrega este ciudadano venezolano que acaba de terminar un diploma en planificación financiera en el Centennial College de Toronto, y quien ya tenía experiencia como estudiante internacional, tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos.

Muchas dudas, pocas respuestas

Según relató García, el agente de Air Canada explicó a su esposa que varios elementos de su caso activaron alarmas en el sistema de inmigración. La familia viajaba con seis piezas de equipaje, lo cual era sospechoso, a pesar de que por reglamento podían llevar ocho (dos por pasajero).

No tenían pasaje de regreso, lo cual según García no debería ser problema para alguien que tiene una visa de trabajo y que tiene la oportunidad de iniciar un proceso de inmigración permanente. El otro elemento que fue sospechoso para el agente de Air Canada fue lo “cercano” de la fecha de expiración de las visas, que es el 30 de noviembre.

Sin embargo, para la abogada de la familia, esto no debería ser un factor. “Es una situación normal, es simplemente la familia que acompaña a un solicitante principal”, explica Elizabeth Long. “Un agente entrenado de la CBSA sabría que es un estudiante internacional que se quedará en el país para pedir su permiso de trabajo una vez terminó sus estudios”.

Lo que más lamenta este padre de familia es la falta de comunicación y de opciones para intentar aclarar la situación. “En realidad uno siente que hay un acto de injusticia aquí”, explica. “Que después de haber emitido las visas no se escuche ningún argumento de por qué fueron canceladas y no nos dan la oportunidad de defendernos”.

La Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá no dio detalles específicos del caso ante las preguntas de NM Noticias por motivos de privacidad. Sin embargo, explicaron la forma en la que trabajan en conjunto con las aerolíneas fuera del territorio canadiense.

“Los oficiales de enlace (Liaison Offices) de la CBSA trabajan en conjunto con las aerolíneas para asegurar que los pasajeros que van a llevar a Canadá tengan correctamente sus documentos de inmigración”, señaló una vocera del organismo en un correo electrónico.

Familia-Garcia-Venezolanos-Canada

Foto: Cortesía Pedro García

De igual forma, explicaron que “si bien agentes de enlace proveen dirección y apoyo a las compañías de transporte comercial para cumplir con sus obligaciones legales, la decisión final es de la compañía de transporte de permitir a un pasajero abordar o negarles el abordaje sobre la base de la documentación que presenten”.

Air Canada también dio su versión sobre su el hecho. En un comunicado enviado a la cadena City News señalaron que los agentes en el aeropuerto en Panamá fueron avisados por las autoridades de inmigración que las visas no eran válidas.

Sin embargo, la familia García, así como su abogada, tienen muchas dudas al respecto.

Por ejemplo, Nazarelys, esposa de Pedro, dice que en ningún momento vio a un oficial de inmigración en el aeropuerto, lo cual, según la abogada Elizabeth Long, debería ser necesario para poder tomar una decisión de la magnitud de una anulación de visa.

Por otra parte, consideran sospechoso que ese mismo día que les fue negado el viaje revisaron la situación de sus visas en internet y aparecían como válidas en el sistema. “No fue sino unos cinco días después que cambió y las visas aparecieron como anuladas”, señala Long.

Los siguientes pasos

El gobierno canadiense respondió con un correo casi automático explicando a la familia que presenten una vez más la solicitud de visa para completar el viaje. Sin embargo, la abogada de inmigración teme que este incidente cree un precedente que termine afectado una nueva solicitud.

Creen que son las autoridades las que deben solucionar lo que consideran es un error, al punto que están dispuestos a llevar el caso ante un tribunal federal. “Es una opción que podríamos considerar”, explicó la abogada.

Para Pedro García la prioridad es reunirse con su familia, pero cree que es también importante dar un paso al frente para que este tipo de hechos no le ocurra a nadie. “Al ser un acto de injusticia nos abocamos a utilizar las herramientas que ofrece un país con Estado de Derecho como considero que es el caso de Canadá. Si todavía tenemos confianza en su sistema judicial, vamos a hacerlo (tomar medidas legales) por nosotros, pero también para que en el futuro no ocurran este tipo de injusticias, a ningún inmigrante”, señaló.

Eso sí, este inconveniente no ha cambiado para nada su visión sobre Canadá ni ha hecho mella en sus deseos por establecerse de manera permanente con su familia, “siempre haciendo todo legal, como es un principio de vida para nosotros, respetando las normas que nos dicta el país que nos da la bienvenida”.

Pablo A. Ortiz
pablo@noticiasmontreal.com

Fotógrafo, periodista y uno de los fundadores de NM Noticias. Venezolano-canadiense con experiencia como periodista deportivo especializado en fútbol. Viven en Montreal desde hace varios años con s...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Cinco lugares donde comprar su árbol...

Algunos esperan al día después del Día del Recuerdo. Otros esperan hasta el Día de Acción de Gracias de los Estados Unidos, mientras ot...

thumbnail
hover

Fotos: The Cheesecake Factory abrió su...

Una de las cadenas de restaurantes más populares de los Estados Unidos finalmente llegó a Canadá, y el público está respondiendo con un...

thumbnail
hover

El “arbolito de Navidad de la...

El pasado mes de diciembre Montreal se encontró como la protagonista de varias noticias gracias a su arbolito de Navidad “feo”.