jueves, 31 de agosto de 2017

Este sábado en Montreal: un viaje musical junto al cuatro de Edward Ramírez

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: Vía Tu Cuatro

Conversar con Edward Ramírez (C4 Trío, Ensamble Kapicúa, Viva Venezuela) es adentrarse al mundo del cuatro, un instrumento que, hasta ahora, se ha vinculado con la música tradicional de este país suramericano, pero que tiene un potencial enorme y que está en pleno desarrollo.

Precisamente el trabajo de este joven caraqueño, junto al de otros grandes cuatristas de una nueva generación -como Jorge Glem– está haciendo que el cuatro no sólo conquiste nuevos espacios, sino se apodere de nuevos géneros, nuevas sonoridades, en los que la contemporaneidad se vea reflejada con la tradición de siempre, como en una especie de viaje musical en el que querrán adentrarse.

Ese viaje musical, en el que también está incluido la especialización del cuatrista, el joropo tuyero, podrán vivirlo este sábado 2 de septiembre en Montreal, cuando Ramírez se estará presentando, solo, en Bocadillo Bistro, de la mano de la gente de Tu Cuatro.

El concierto promete melodías de los géneros exóticos venezolanos, comenzando por la región central de este país suramericano y abarcando también otras regiones.

NM conversó vía telefónica antes de la presentación de Edward en tierras canadienses, de tal manera de conocer más sobre sus influencias, sus objetivos, sus pasiones y, claro está, lo que podrán ver en el concierto de este sábado.

– Comenzaste a estudiar música desde pequeño, a los 7 años de edad. ¿Cuál fue tu principal motivo, tu principal influencia?

-Yo creo que en principio fue las ganas de tocar por la pasión, pasión que todavía tengo. En mi casa se escuchaba muchísima música. Yo tengo que agradecerles a mis padres, sobre todo a mí papá. En mi casa se escuchaba distintos tipos de música y obviamente me apoyaron en todo el tema de estudiar el instrumento. Fue una etapa muy importante de formación en la que, sin ese apoyo, pues no hubiese pasado nada de lo que ha pasado hasta hoy.

Yo estudiaba cuatro porque me gustaba, me gustaba la música venezolana. Fue lo primero que comencé a estudiar, pero luego, uno tiene mayores motivaciones, cuando escuchas a grandes intérpretes del instrumento, como Cheo Hurtado, que una vez lo vi en vivo y me impactó. Fue un momento en el que dije ‘quiero estudiar el instrumento, quiero hacer algo como lo que está haciendo este maestro’. Y luego empiezas a investigar acerca de la música, sobre los exponentes del instrumento y por ahí te vas… con esa misma pasión.

– ¿Qué representa para ti el cuatro?

Foto: C4 Trío

-Es todo un universo de posibilidades. Siento que el cuatro, como lo hemos conocido hasta ahora, es un instrumento tradicional que viene de la cultura venezolana y de la cultura llanera que compartimos con Colombia, que poco a poco ha tenido sus pasos en el exterior, con presentaciones y otros intérpretes que lo han sumado a sus proyectos, pero siento que es como un libro en blanco que se está escribiendo. Hay mucha gente haciendo cosas interesantes. El cuatro ha llegado a niveles bastante altos. Hay muchos chamos estudiando; llevando el instrumento a otros géneros, es una de las cosas que me interesa muchísimo. Por ejemplo, la semana que viene (el 5 de septiembre) se presenta mi amigo, mi compadre, Jorge Glem, que tiene rato viviendo en Nueva York, en Joe’s Pub, junto con uno de los más grandes jazzistas del mundo latino, Paquito D’ Rivera. Quizá esto, hace algunos años, ni se nos pasaba por la mente. Hay muchísima gente haciendo cosas muy interesantes y creo que ese es el camino que viene ahora para el cuatro.

– Eres parte de C4 Trío y otras agrupaciones, pero en esta ocasión te presentas solo en Canadá. ¿Cómo has visto estas oportunidades de presentaciones, en solo, en distintas ciudades del mundo?

-Me siento agradecido con la gente que cree en mi trabajo, como es el caso de Tu Cuatro, con Adrián Toro, porque es otra faceta de mi mundo musical. Quizá mucha gente me conoce como cuatrista de C4 Trío, he estado también con Ensamble Kapicúa y más recientemente con un proyecto que se llama el Tuyero Ilustrado, pero presentarte solo es un reto y es también es otra manera de expresarte. Estoy sumamente contento de poder llevarlo a cabo.

– ¿Es algo que quieres seguir haciendo?

-Sí, claro, porque puedo mostrar otras posibilidades del instrumento, solito, y yo lo he visto como un viaje musical dentro de las cosas que puede hacer el cuatro, desde sonidos sumamente tradicionales o temas representativos de nuestra cultura, hasta cosas y sonoridades más contemporáneas, más actualizadas.

– Ganaste un Grammy en el 2014 junto con C4 Trío, una meta que muchos músicos tienen. ¿Qué representó para ti ese momento?

-Fue un gran espaldarazo para nosotros, tanto como agrupación como individualmente. Una gran emoción. Un gran logro. Ahora, nosotros no nos habíamos planteado el tema de ganar un Grammy. Teníamos un par de años haciendo la tarea de, si existe esa plataforma y podíamos poner nuestro disco para que la gente de la Academia lo escuchara y viera si tenía la calidad y si podíamos representar a su país, pues era algo que había que probarlo. Fue una emoción muy grande y es una gran responsabilidad. Después de un Grammy lo que queda es una gran responsabilidad por cada paso que vas a dar más adelante.

– Estás tocando en muchas ciudades del mundo en las que te ve no sólo un público local, sino muchos venezolanos parte de la diáspora. ¿Qué sientes al poder hacer esta conexión?

-Poder conectarte con el público venezolano, que a lo mejor tiene un rato o mucho tiempo sin tener esa conexión con la música venezolana, en vivo, es muy chévere. Me siento muy contento de poder tener esa oportunidad de conectarnos con los venezolanos que están fuera y que sabemos que también necesitan este tipo de actividades. Son actividades que tienen que seguirse replicando. Hay que procurar tener más actividades con músicos venezolanos en otras ciudades del mundo.

– ¿Qué nos preparas para este sábado?

-Tratando de hacer una especie de paseo por distintos géneros, en los que el público pueda reconocer distintos temas y la sonoridad de la música tradicional de Venezuela, tanto para el que tiene rato afuera y para que el que no la conozca, también. Hay un trabajo que he venido haciendo. Mandé a hacer un cuatro con cuerdas de metal para tocar joropo tuyero. Este género tiene unos códigos muy especiales y tengo algunos años estudiándolo. De hecho, mi segundo disco como solista se llama Cuatro, Maraca y Buche, que es una frase que proviene de la tradición del joropo tuyero, que se le llama Arpa, Maraca y Buche, que se hace con un arpa que tiene cuerdas de metal en su región aguda y, por esa razón, mandé a hacer un cuatro que resistiera la presión de las cuerdas de metal y he estado haciendo una investigación acerca de esa sonoridad y esto es parte de lo que también voy a presentar el sábado: ese enfoque que tengo hacia la música tuyera.

Quienes quieran ver a Edward Ramírez, este sábado 2 de septiembre en Bocadillo Bistro, pueden comprar sus entradas en este enlace.

María Gabriela Aguzzi V.
gaguzzi@noticiasmontreal.com

Periodista especializada en la fuente económica con 14 años de experiencia en diarios venezolanos de publicación nacional como El Mundo y El Universal. Cofundadora de NM.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Cinco lugares donde comprar su árbol...

Algunos esperan al día después del Día del Recuerdo. Otros esperan hasta el Día de Acción de Gracias de los Estados Unidos, mientras ot...

thumbnail
hover

Fotos: The Cheesecake Factory abrió su...

Una de las cadenas de restaurantes más populares de los Estados Unidos finalmente llegó a Canadá, y el público está respondiendo con un...

thumbnail
hover

El “arbolito de Navidad de la...

El pasado mes de diciembre Montreal se encontró como la protagonista de varias noticias gracias a su arbolito de Navidad “feo”.