viernes, 10 de junio de 2011

Oposición al gobierno de Chávez se pronuncia sobre nuevo endeudamiento

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La Asamblea Nacional venezolana aprobó ayer en primera discusión una nueva Ley de Endeudamiento (complementario) que según el gobierno permitirá obtener los recursos necesarios para atender las principales necesidades de los ciudadanos.

Sin embargo, miembros de la oposición del gobierno de Chávez dicen que los recursos que el país obtendrá por medio de una nueva deuda no garantizarán la solución de los problemas estructurales y coyunturales que enfrenta Venezuela.

Así lo reseña el diario El Universal:

Aunque reconoció que el endeudamiento público no es, en sí mismo, criticable; la Mesa de Unidad Democrática condenó que un gobierno que ha recibido extraordinarios ingresos petroleros desde 2003, recurra, a mediados de 2011, a una extensión de su tope de endeudamiento. 

Aseguran que este nuevo endeudamiento, además de ser ilegal y violatorio de la Constitución, duplica la deuda de todos los venezolanos y no garantiza que los problemas sean resueltos. 

Prueba de ello son los 12 años transcurridos y la argumentación dada por el Ejecutivo, que es necesario un nuevo endeudamiento para resolver problemas que ya deberían estar resueltos, como el de la vivienda y el empleo“, según el comunicado. 

Para la coalición de partidos democráticos, el Gobierno muestra su voracidad e irresponsabilidad en el manejo de los recursos públicos, “violando los principios de honestidad, participación, celeridad, eficacia, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública, establecidos en el artículo 141 de la Constitución”. 

En el documento, explican que, al fijar en el presupuesto el precio del barril de petróleo en 40 dólares y luego aprobar una Ley de Contribución Especial por Precios Extraordinarios y Exorbitantes del Petróleo, el gobierno central no sólo se apropia de los recursos que les corresponden a los gobiernos regionales por mandato constitucional, sino que obtiene ingresos extraordinarios “que gastará sin ningún tipo de control”. 

Según la MUD, por mandato constitucional, el Gobierno debió crear un Fondo de Estabilización Macroeconómica y un Fondo de Ahorro Intergeneracional
“El primero debía contar con recursos para atender calamidades públicas, pero el Gobierno ha gastado ese dinero en otros asuntos. Al crear el Fonden, el Gobierno se obligaba a mantener fondos para calamidades públicas; sin embargo, uno de los argumentos para solicitar un nuevo endeudamiento es la emergencia causada por las lluvias”. 

Además, señalan que el gasto que el Gobierno ha realizado desde 2003 ha sido el principal detonante de la inflación y la debilidad cambiaria en Venezuela y aseguran que los controles “no pueden impedir el progresivo deterioro de las cuentas públicas y privadas, aunque las reconozcan con ajustes bruscos”; y que, en este contexto, “las medidas de sostenibilidad de la deuda que presenta el Gobierno son frágiles, amenazadas por mega devaluaciones como las ocurridas en los últimos años”.