sábado, 11 de junio de 2011

Spinetta dice que no es el mismo tras visitar a Cerati

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

En una entrevista «El Flaco», Luis Alberto Spinetta, reconoce que tras visitar a Gustavo Cerati, ya no es el mismo. 

Se refirió al músico argentino que, desde el año pasado se encuentra en recuperación tras haber sufrido un accidente cerebro vascular, como «un gigante dormido». Spinetta  dejó a Cerati el mismo regalo que él habría hecho a su hijo, Dante, cuando éste cumplió 15 años. 


El Clarín lo reportó así:

«Yo venía de la muerte de mi viejo, que me tocó muy duro, y ahora tengo a mi viejita bastante viejita, pero lúcida y muy genia. Y como el sanatorio donde estaba Gustavo está muy cerca de donde vive mi madre, me fui a cuidarla inmediatamente. Eso fue lo que sentí. Una necesidad de abrigo y cuidado. No soy el mismo tras visitar a ese gigante dormido», con esas palabras Luis Alberto Spinetta se refirió a las sensaciones que lo recorrieron luego de ver a Gustavo Cerati, quien se encuentra en la recuperación luego del Accidente Cerebro Vascular sufrido el año pasado.

En una entrevista con el diario chileno La Tercera, el músico argentino explicó que “ya no es el mismo” luego de esa visita tan significativa, al tiempo que apuntó que le dejó como regalo, la misma guitarra que le dio a Dante (su hijo) cuando cumplió 15 años.

Ante la pregunta acerca de qué cambio tras la visita, la respuesta del ex líder de Almendra y Pescado Rabioso (entre otras bandas) afirmó: “Todo: darme cuenta que no tienen valor las cosas a las que uno les da importancia. Es un respeto diferente por las horas que uno vive. Al ver a este genio dormido, uno realmente no tiene derecho a estar ni de mal humor si está bien de salud. Uno debe estar dispuesto a una entrega constante, por eso me pareció tan importante correr al regazo de mi madre y poderme refugiar en ella”.

Pero no solo se refirió a Cerati, Spinetta, sino que también hizo mención a otro ícono de la música nacional: Charly García. “»Charly está en una etapa muy buena, de reconstitución de las ideas. Ahora podemos conversar y tocar. Es un Charly mucho más lindo que el Charly absolutamente intratable de ciertas épocas. Siempre el mismo genio, pero ahora más incorporado al abrazo, a lo cotidiano y a la charla. Es un milagro muy lindo lo que ha sucedido con su vida», explicó, optimista, el Flaco.