miércoles, 15 de junio de 2011

En India aumentan los riesgos de enfermedades al migrar a las urbes

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Luego de que los indios migran de las zonas rurales a las urbanas, mientras más viven en la ciudad peor es el registro de su tensióncardiaca y del riesgo de sufrir de diabetes, en comparación con el que solían tener en la provincia donde habitaban originalmente, de acuerdo con un reciente estudio.

Aumento de la grasa corporal, alta presión sanguínea y niveles de insulina altos durante el ayuno (una muestra de riesgo de diabetes) son algunos de las enfermedades que se han incrementados a lo largo de una década de migración a las principales ciudades de India. Los índices siguen superando a los que se registran en las poblaciones rurales, destacó el reporte en el American Journal of Epidemiology.

Estos resultados aumentan las preocupaciones de la salud pública mundial, pues el aumento se presenta en las zonas urbanas.

“El estudio sugiere que la grasa en el cuerpo aumenta rápidamente cuando alguien se muda a un ambiente urbano, mientras que otros factores de riesgo cardio-metabólicos se desarrollan gradualmente”, dijo el escritor líder del reporte Sanjay Kinra, miembro de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

De acuerdo con las Naciones Unidas, se registra un cambio en crecimiento de las poblaciones urbanas de 1,1% cada año, mientras que el cambio en la proporción de la gente en las áreas urbanas está cayendo en 0,37.

Pero la proporción de los residentes urbanos en los Estados Unidos es más elevada. Solo 30% de los indios vive en las ciudades, comparado con 82% de los americanos.

Para el studio, Kinra y su equipo compare los habitants de las zonas rurales con sus coterráneos que se habían mudado a cuatro metrópolis indias: Lucknow, Nagpur, Hyderabad and Bangalore. Los que viven el ciudad, mientras más tiempo tenían viviendo allí, presentaban un mayor nivel de presión arterial.

Por ejemplo, hombres que han vivido en la ciudad por más de 30 años tiene, en promedio, una tensión de 126, mientras que los que han vivido entre 10 y 20 años, presentaron un promedio de 124. Los que permanecieron en la zona rural tuvieron un registro de 123.

El cambio en la grasa corporal fue más evidente en los primeros 10 años después de mudarse a las capitales, pero luego se estabilizó. Quienes permanecieron en las provincias presentaron 21% de grasa corporal en promedio, mientras que los que se mudaron a las ciudades durante los últimos 10 años, tuvieron un índice de 24%.

“Edad, género, estado civil y ocupación son factores que no influenciaron los patrones de forma significativa”, escribió Kinra.»

Sin embargo, adiposidades más fuertes fueron encontradas en migrantes de renglones socioeconómicos más bajos.

El estudio no destacó la causa de diferencia entre los coterráneos ni tampoco mencionó qué hizo que aumentara los niveles de grasa en el cuerpo, la tensión o los índices de insulina.

Aunqure otros estudios han encontrado efectos negativos en la salud cuando las personas que dejan sus pueblos para ir a las ciudades, en Estados Unidos los citadinos tienden a ser más saludables que quienes viven en las provincias e incluso, en los suburbios.

Otras investigaciones internaciones han encontrado que la gente que vive en las capitales parece ser más activas y que caminan más. También tienden a estar más cercanos a los doctores y a los hospitales.

Kinra y sus colegas escribieron que los cambios dentro de los ciudadanos indios deben estar relacionados al hecho de que la gente gana peso de forma rápida cuando se muda a las zonas urbanas, pues tienen una dieta menos saludable y una vida menos activa.

Fuente: Reuters