domingo, 19 de junio de 2011

Espectacular cierre de la FrancoFolies con Damien Robitaille

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

La escena principal de la FrancoFolies contó anoche con un Damien Robitaille espléndido. No podía ser de otra forma pues se trataba del acto de clausura, que contó también con Ariane Moffat, Marie-Pierre Arthur y con el grupo de hip-hop del momento, Radio Radio.

Luego de seis años consecutivos en la programación del festival, vimos a un autor-compositor e intérprete que estuvo a la altura del espectáculo gratuito. Una etapa más en la carrera del artista, que ha multiplicado sus presentaciones después de la salida de su álbum Homme autonome (Hombre Autónomo) en otoño de 2009.

Vestido de rojo y negro, con sombrero incluido, el músico francófono de Ontario, se dio generosamente al público, el cual apreció su pop-rock-retro de forma singular. Bien cómodo sobre el escenario, hizo todo lo que quiso, con el humor que lo caracteriza.

En la primera canción, llamada On est né un, los asistentes movían los brazos de izquierda a derecha al ritmo de la música. Buena noticia para Robitaillle, quien había dicho días pasados que quería hacer bailar a la gente. Podemos decir: “misión cumplida”. El cantante dio un buen performance que enloqueció a los espectadores.

“Buena noche, Montreal, qué placer estar aquí con ustedes para el último espectáculo de la FrancoFolies…Me llamo Damien Robitaille y estoy orgulloso de mi nombre”, ironizó el artista antes de cantar Mon nom, mostrando una actitud de seductor convencido. Una canción que llegó en el momento preciso del espectáculo.

 Más ritmo

Tras varios chistes bien ubicados, Robitaille cantó Mot de passe, coreada por el público que repetía las letras. Luego, un ritmo más fuerte se escuchó en las notas finales de la canción: el grupo Radio Radio entonó las primeras líneas del conocido Jacuzzi.

Es necesario decir que el ambiente festivo llegó a su cumbre cuando el rap de la banda logró  mover a todo el mundo. Probablemente todavía llenos del saludo caluroso que le dieron los presentes en su último show del viernes (en el Metrópolis), los miembros de Radio Radio despeinaron a la muchedumbre. Dekshoo y Fun, predieron aun más la fiesta.

Recordemos que después de la salida de su segundo álbum, Belmundo Regal, el grupo originario de Nouveau Brunswick fue impulsado por una gran ola de popularidad, que se evidencia con el lazo afectivo que existe con Montreal.

Por su parte Marie-Pierre Arthur, ofreció un folk lleno de Droit devant, que trajo bellos matices al espectáculo. Notoriamente la artista ha sido apreciada gracias a su participación en la canción Je veux tout, de Ariane Moffat, quien estuvo a su lado en el espectáculo, En coro, Robitaille y sus invitados cantaron parte de Homme autonome y de Plein d´amour. Esta última muy propicia para el cierre del festival francófono. 

Fuente: 24H