jueves, 23 de junio de 2011

Especie de caracol gigante nocivo para la salud aparece en Anzoátegui

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Una especie de caracol gigante de origen africano fue descubierta en Lecherías, estado Anzoátegui. Las autoridades lanzaron una alerta para evitar la manipulación y el consumo del molusco, pues es  portador de parásitos y puede provocar enfermedades.

Esta especie puede atacar los cultivos agrícolas, pueden exterminar a otras especies y pueden trasmitir enfermedades en forma directa si son manipulados o en forma indirecta si se consumen los productos agrícolas infectados.  

Las autoridades piensas que por las lluvias el caracol ya se ha extendido a otras áreas del país, entre ellas el municipio Bolívar de Barcelona y el municipio de Sotillo, en Puerto La Cruz.  

Información completa: El Sol de Margarita


La presencia en áreas de Lechería del llamado Caracol Gigante Africano (Achatina Fulica) considerado nocivo para los cultivos y otras especies de caracoles y capaz de transmitir enfermedades a quienes los manipulan sin las debidas precauciones, produjo este miércoles un llamado de alerta a la colectividad regional costera de Anzoátegui.  

Esta especie, traída del Africa a nuestro país, de manera accidental o intencional, puede proporcionar problemas de salud, si se consume, debido a los parásitos de los cuales son portadores. Aparentemente se han extendido con los efectos climáticos provocados por largas épocas de lluvia y cortos veranos, en muchas partes del territorio nacional, entre ellas algunas zonas rurales y ganaderas de Curataquiche (Barcelona, municipio Bolívar) y en El Rincón y San Diego, en el municipio Sotillo (Puerto La Cruz) en el norte de esta entidad geográfica. Los han localizado inscrustados hasta en los troncos y ramas de algunos árboles.  

El director local de PC, Jesús Rosas, informó que estos moluscos atacan principalmente los cultivos agrícolas, pueden exterminar a otras especies de caracoles y confirmó que pueden transmitir enfermedades de forma directa si son manipulados, o de forma indirecta si se consumen las cosechas infectadas con los parásitos que portan. No son aptas para consumo humano.  

En todo caso, su presencia debe ser denunciada ante las autoridades sanitarias y del Ministerio de Agricultura y Tierra.

Rosas enfatizó que los ejemplares localizados no deben ser lanzados vivos en recipientes o sitios destinados para la recolección de basura (aseo urbano) ya que esto contribuye a su propagación. Notinorca