sábado, 25 de junio de 2011

Perú cancela concesión a empresa canadiense tras violentas manifestaciones

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El Gobierno del Perú canceló la concesión otorgada a una empresa canadiense para explotar una mina de plata ubicada al sur del país sudamericano. La decisión, que las autoridades peruanas tenían planteada, se tomó de forma más inmediata luego de los hechos de violencia ocurridos en la región, en los que han muerto al menos seis personas y más de 30 han resultado heridas.

Las manifestaciones se habían prolongado desde el 9 de mayo y eran en contra de los proyectos mineros en la zona.

Los manifestantes, que ayer intentaron tomar las instalaciones de la terminal aérea de Juliaca, estado de Puno, también arremetieron contra una estación de policía y un banco estatal, en otra ciudad.  

El ya casi saliente gobierno de Alan García anunció, antes de la elección del canditato militar izquierdista, Ollanta Humala, que estaba considerando eliminar el proyecto Inambari. En abril canceló un gran proyecto en otro estado luego de que tres manifestantes murieran en enfrentamientos con la policía.

La producción minera representa dos tercios de las ganancias por exportaciones del Perú y ha sido pilar en el crecimiento de la economía sureña, sin embargo, los pobladores de las zonas rurales se han beneficiado poco y se quejan de la contaminación que hay en el agua que consumen.

Percy Casaperalta, especialista que dirigío la evacuación de heridos después de los sucesos ocurridos ayer, dijo que al menos 4000 manifestantes habían participado y fue quien dio la información sobre la cantidad de decesos y de lesionados.

Mientras tanto, el director de Bear Creek, la empresa canadiense, Andrew Swarthout, informó a AP que la compañía aún no recibe notificación formal de la revocatoria de la concesión.

Indicó que todo intento de cancelar el proyecto sería illegal y contaría como “expropiación”.

“Seguimos todas las reglas. Tenemos la aprobación. Estamos en el medio de una declaración de impacto ambiental. Se debe a un proceso. Todo estaba dentro de la ley”, señaló.

La empresa de Canadá señaló que hasta ahora ha gastado 96 millones de dólares en el proyecto Santa Ana.

Al mismo tiempo, el director de Bear Creek advirtió previamente que cualquier intento de paralizar el proyecto detendría a los inversionistas internacionales, quienes pretenden colocar más de 40 millardos de dólares en planes mineros del Perú a lo largo de la próxima década.

Fuente: The Globe and Mail