martes, 28 de junio de 2011

Gobernador de Chihuahua dice que caso de Valles García busca dañar imagen de Ciudad Juárez

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

A propósito del asilo político que demanda ante las autoridades estadounidenses la ex Jefe de la Policía del Municipio Praxedis G. Guerrero, Marisol Valles García, el gobernador de Chihuahua, César Duarte reaccionó airadamente diciendo que la ex policía no reúne los requisitos para pedir asilo en Estados Unidos.

Agregó que ella nunca quiso recibir protección de las autoridades federales y estatales y que “no puede ser que su circunstancia personal sirva para dañar la imagen de Juárez y de México».    

Expresó asimismo, “no decimos que no hay problemas, no decimos que no haya violencia en El Valle de Juárez, pero estos casos emblemáticos no son motivados por esa situación (la de la ex policía)», agregó.  

Marisol Valles García huyó hacia Estados Unidos temiendo por su vida, pues miembros del crimen habían amenazado asesinarla a ella y su familia. Solicitó asilo en ese país pero aún su caso está en estudio.  

Información: Eluniversal.com.mx  


El gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, señaló que la ex jefa de la Policía de Práxedis G. Guerrero Marisol Valles no recibió amenazas de muerte, y aclaró que incluso rechazó la protección que le ofrecían las autoridades federales y estatales.

Valles García se refugió en Estados Unidos desde el pasado mes de marzo para solicitar asilo político después de que, presuntamente, fuera amenazada por grupos del crimen organizado.

El gobernador aseguró que en breve se dará a conocer que la ex jefa de la corporación municipal no reúne los requisitos suficientes que establece la legislación estadunidense para otorgar asilo político.

Al ser cuestionado sobre las declaraciones de Valles García en el extranjero acerca de que tenía temor, declaró: “Lo que no puede ser es que su circunstancia personal sirva para dañar la imagen de Ciudad Juárez y de México”.

Lo que me lástima es que se quieran aprovechar de las circunstancias, el prejuicio negativo impuesto a esta ciudad, para que personas con condición muy particular se aprovechen; porque ella no quiso recibir protección de la autoridad federal y estatal, ya que no tenía amenazas”, expresó.

Marisol Valles declaró el fin de semana pasado a una agencia estadounidense su indignación tras el ataque a una agente policiaca de Práxedis G. Guerrero, Rosario Rosales Ramírez, quien fue herida junto con su familia cuando un comando irrumpió en su domicilio.

César Duarte afirmó que “no existían circunstancias que pusieran en riesgo su vida”.

Marisol Valles fue conocida internacionalmente en octubre de 2010 cuando asumió la jefatura de la policía local con sólo 20 años de edad, y siendo estudiante de criminología. El cargo estaba acéfalo después de que, por la inseguridad, no había candidatos para asumirlo.