viernes, 1 de julio de 2011

Mueren dos ciudadanos en situaciones vinculadas a las lluvias por Arlene

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

De acuerdo con la información divulgada hace poco minutos por CBC, las lluvias generadas por el paso de Arlene en México ocasionaron la muerte a dos ciudadanos. En la región de Tamaulipas, un hombre de 54 años de edad, murió al ser electrocutado cuando cayó un poste de electricidad. En Hidalgo, un joven de 27 años llamado Armando Acosta Monroy, fue salvado luego de que su casa colapsara, pero  murió por las lesiones que tenía.

Más temprano:

Arlene tocó las costas mexicanas, siendo éste el segundo fenómeno meteorológico que llega a ese país en menos de tres semanas. Las consecuencias han sido torrenciales lluvias que generaron inundaciones en las ciudades de Ecatepec y Nezahualcóyotl. Las autoridades decretaron estado de emergencia.

En 48 horas, las lluvias registradas alcanzaron 48 milímetros en zonas del valle y del estado de México. De acuerdo con los funcionarios públicos, los aguaceros son los más fuertes de los últimos 23 años.

El Universal lo reportó así:


El gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto atribuyó a la tormenta tropical Arlene, la caída de lluvias “extraordinarias” como no se habían visto en los últimos 23 años, y que causó, dijo, que cientos de calles y miles de viviendas resultaran afectadas con importantes inundaciones en Ecatepec y Nezahualcóyotl. “Es un daño mayor el que tenemos”, aceptó.

Aseguró que ambas localidades mexiquenses se encuentran en un virtual estado de emergencia. Informó que la Secretaría de Gobernación ya había declarado zona de emergencia y de desastre.

Precisó que sólo en 24 horas la precipitación pluvial fue de 48 milímetros en zonas del valle del México y del estado de México, muy superior a los 36 milímetros que se registraron hace 23 años.

Dijo que esto  ocasionó una saturación del río de Los Remedios, que provocó que el afluente se desbordara causando que se inundaran de centenares de casas, negocios y calles. Dijo que el Plan D-III ya fue puesto en marcha por parte de la secretaría de la Defensa Nacional.

“Ya estamos coordinados para emprender algunas medidas de contención del problema”, dijo el mandatario estatal.

Aceptó que será hasta el domingo o lunes próximos, de disminuir las precipitaciones, cuando se logren drenar las aguas acumuladas. Pero advirtió que se anticipan torrenciales aguaceros en las próximas 24 y 36 horas, lo que podría complicar estas tareas.

Dijo que en el estado de México se tuvieron lluvias muy superiores a las que se habían registrado en otros años, de casi 70 milímetros de agua. “Solamente Ecatepec registró 67 milímetros agua, prácticamente el doble de la mayor cantidad que se había tenido hace 23 años”, explicó Peña Nieto en entrevista con Carlos Loret de Mola.

Comentó que los sistemas de drenaje existentes en el valle de México son insuficientes para encarar este tipo de lluvias torrenciales.

En la entrevista, Peña Nieto explicó que el desbordamiento del río de Los Remedios causó la inundación de varias colonias del municipio de Ecatepec y algunas de Nezahualcóyotl. En valle de Chalco también hay colonias inundadas, explicó el gobernador del estado de México.

QUE NO POLITICE ASUNTO

Expresó su deseo de que el tema de las inundaciones no se politice, en el contexto de las elecciones del próximo domingo, ya que se trata de un fenómeno natural y que se está actuando para enfrentar la contingencia.

“Creo que la participación de todos los órdenes de gobierno acreditan que estamos dando una atención totalmente despolitizada con el único propósito de que las cosas realmente vuelvan a la normalidad y atendamos a las familias afectadas y que eventualmente en el curso de hoy se determinen los apoyos a los afectados”, dijo Peña Nieto.

Cuestionado sobre las declaraciones de marzo pasado, cuando el presidente Felipe Calderón inauguró la Planta de Bombeo La Caldera y dijo que con dicha obra “nunca más habría inundaciones catastróficas” en el Valle de México, el gobernador del Edomex precisó que “la obra ha permitido que no tengamos en este momento inundaciones mayores, pero es imposible hacer declaraciones de que nunca más habrá inundaciones, si no sabemos la intensidad de las lluvias”.