martes, 5 de julio de 2011

Lagarde toma las riendas del FMI en medio turbulencias económicas

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Christine Lagarde comienza hoy su travesía en el Fondo Monetario Internacional (FMI), esa institución que para algunos es la “salvación” y que, para otros, es la muestra de lo que denominan el “neoliberalismo salvaje”. Con un salario inicial de 468.000 dólares anuales y un plus de 84.000, la primera mujer a cargo de la organización toma oficialmente las riendas.

La ex ministra de Finanzas de Francia, cuyas percepciones y advertencias sobre la crisis financiera internacional quedaron bien plasmadas en el documental Inside Job, es la primera mujer en gobernar la institución desde 1944, año en el que fue creado el Fondo. Fue escogida por sus 24 miembros.

Como mundialmente se conoció, este puesto quedó vacante tras el escándalo que vivió Dominique Strauss-Kahn –que aún no termina pese a que ya está en libertad- lo que ha hecho aún más sonada la llegada de Lagarde al organismo internacional. Para lograrlo, tuvo el apoyo de la primera economía del mundo y de las emergentes, con China a la cabeza, venciendo al mexicano Agustín Carstens.

Qué momento para la llegada de Lagarde al FMI. Con la Unión Europea sumida en preocupaciones y con los nervios financieros del mundo entero a punto de una crisis, en medio de mercados volátiles, riesgos de default y préstamos que implican grandes planes de austeridad. Las protestas han formado parte también de la agenda y Grecia sigue siendo el mayor dolor de cabeza, pero no el único.

Destaca la BBC que una de las principales tareas que tendrá Lagarde frente el Fondo Monetario durante su período de cinco años, será negociar y hacer todos los esfuerzos posibles para resolver precisamente la crisis griega y prevenir al resto de las economías de la eurozona de posibles contagios.

El mismo artículo destaca que, además de Grecia, las preocupaciones son generales, pues “hay un desbalance en la economía global, con alta inflación en China, un aletargado crecimiento en los Estados Unidos y un riesgo de sobrecalentamiento de las economías en vías de desarrollo”.

El reto, ha dicho Lagarde, es que el FMI “siga sirviendo a todos sus miembros…el Fondo debe ser relevante, efectivo y legítimo, en alcanzar el crecimiento fuerte y sustentable, la estabilidad macroeconómica y un mejor futuro para todos”.

Se conoce que la nueva dirigente del FMI quiere unificar los 2.500 empleados y los 800 economistas de la institución en pro de recuperar la confianza en la organización.

Lagarde, quien antes de ser ministra de Finanzas ocupó el cargo de titular de Comercio Exterior durante dos años, también estuvo involucrada en la política, fue campeona en natación y abogada antimonopolio en los Estados Unidos.

Con información de BBC News