viernes, 8 de julio de 2011

Prohíben vender mascotas a clientes embriagados

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

¿Conoce eso de manejar borracho o de hacer llamadas telefónicas con unos tragos encima? Seguro que sí. Pero ¿sabe algo sobre si comprar cachorros bajo los efectos del alcohol es motivo de preocupaciones?

En Nueva York parece que sí están al tanto. Resulta que muchas personas de la gran manzana, cuando salen de los bares de la ciudad que nunca duerme –con el alcohol en la cabeza- se han dedicado a ir a las tiendas de mascotas para comprar cachorritos, los cuales devuelven al día siguiente. La solución al nuevo problema fue: prohibir la venta de mascotas a clientes bajo los efectos del alcohol.

En la mayoría de los casos, los clientes regresan a los establecimientos avergonzados, pero en otros, las consecuencias han sido más serias.

Un chihuahua fue devuelto a la tienda Le Petit Puppy en mal estado, luego de que un empleado del local se lo vendiera a una mujer que parecía estar embriagada.

“Lo llevamos al veterinario y encontraron que el perro tenía cinco pastillas en el estómago”, comentó la gerente de la tienda, Fernanda Moritz. “Tuvo casi una sobredosis”.

Este es uno de los comercios a los que le prohibieron vender perros a clientes borrachos.

En Toronto parece que no ocurre este problema, pero los embriagados sí suelen visitar los establecimientos de mascotas, según indicó Heather Carson, gerente de uno de los establecimientos.

Según Ash Smith, empleado de My Pet Boutique, el regreso de mascotas a la tienda tras haber sido comprados por clientes bajo los efectos del alcohol es también común en Toronto.

“Pareciera que para muchos los perros son productos que pueden botar”, dijo.

En Nueva York, el problema se incrementa durante los días festivos: “la mayoría de los casos se han dado en las fiestas, como el St. Patrick o el Orgullo Gay”, agregó la gerente.

Una pareja gastó una vez 3.500 dólares en un bull dog inglés y en un pinscher miniatura en pleno día de St. Patrick, pero los regresaron al día siguiente, informó la empleada.

Fuente: The Star