viernes, 15 de julio de 2011

El reloj avanza y Obama aumenta la presión

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los líderes del Congreso norteamericano deberán dar una respuesta en las próximas 24 ó 36 horas, de acuerdo con la solicitud hecha por el Presidente Barack Obama, sobre cómo se procederá para concluir las negociaciones que permitan a Estados Unidos incrementar su límite de endeudarse mientras recorta también su déficit presupuestario. El reloj sigue marchando, la presión aumenta y el 2 de agosto, deadline dado por el Tesoro americano, parece a la vuelta de la esquina.

CNN tiene la información:


El presidente Barack Obama tiene previsto celebrar este viernes una conferencia de prensa para proporcionar información actualizada sobre el estado del maratón de negociaciones para lograr el techo de endeudamiento federal, un tema que puso los ánimos partidistas en el fuego.

Obama dijo el jueves a los líderes del Congreso que esperaba que consultaran con sus respectivas asambleas para llegar a un acuerdo en las próximas 24 a 36 horas sobre cómo procederán.

Las negociaciones, que reflejan los principios ideológicos básicos de los impuestos y el tamaño del gobierno, se han convertido en una carrera contra el reloj. Los funcionarios del gobierno han advertido que un fracaso para aumentar a 14,3 billones de dólares el techo de la deuda podría generar un incumplimiento parcial del pago de la deuda estadounidense.

Si Washington no tiene el dinero para pagar sus cuentas, las tasas de interés podrían dispararse y el valor del dólar podría disminuir, entre otras cosas.

Las negociaciones entre demócratas y republicanos en los últimos cinco días no han logrado producir un acuerdo concreto.

Obama sugirió el jueves que la sexta reunión podría celebrarse este fin de semana, si no hay un avance significativo, según un asesor republicano familiarizado con las últimas negociaciones.

El secretario de prensa de la La Casa Blanca, Jay Carney,  dijo que los negociadores tendrán que cambiar su enfoque y no sólo aumentar el límite máximo de deuda, sino lograr un progreso significativo a finales de la semana en un acuerdo más amplio que incluya el recorte del gasto y un aumento en los impuestos.

El presidente, sin embargo, dejó en claro en el encuentro del jueves que se opone a un acuerdo de corto plazo, que es una opción que promueve el líder de la mayoría Eric Cantor, republicano de Virginia.

Obama aún quiere un paquete que recorte el déficit federal en más o menos 4 billones de dólares durante la próxima década, dijo a CNN una fuente demócrata cercana a las negociaciones.

Funcionarios de la administración también discutieron la posibilidad de ampliar el recorte de impuestos de nómina -un guiño a la caída de las cifras de empleo-, así como la ampliación del seguro de desempleo, dijo el demócrata.