domingo, 17 de julio de 2011

El uso y el abuso político del origen genético de los hermanos Noble

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

De un lado el kirchnerismo, con Cristina Fernández y las Abuelas de Plaza de Mayo y por otro el grupo Clarín, diario abiertamente opositor al gobierno argentino. En medio los hermanos Felipe y Marcela Noble Herrera, hijos adoptivos de la dueña del Clarín. Por años el oficialismo ha sostenido que los hijos de la dueña del Clarín son hijos robados durante la dictadura.

Los hijos adoptados se negaban a someterse a pruebas, después ante la presión se sometieron a análisis de ADN con resultados negativos, pero el gobierno y las abuelas no reconocieron esos resultados y exigieron que los hermanos se hagan estas pruebas en el banco de datos genéticos oficial. Los hermanos se hicieron los análisis como lo quería el oficialismo y finalmente este viernes se dieron los resultados. Los resultados son negativos, o sea estos hermanos no son hijos robados durante la dictadura argentina.  

Pero, sorprendentemente, las Abuelas de Plaza de Mayo no terminan por reconocer el resultado. Ellas dicen que, aunque la prueba pericial termine siendo totalmente negativa, la Asociación mantendrá que el caso Noble siga abierto indefinidamente: «No existe un resultado negativo…”  

A continuación dos artículos que relatan lo ocurrido.  

El pais.com  

Prueba tras prueba, el cotejo de los datos genéticos de los hijos adoptados de la dueña de Clarín, el mayor grupo de comunicación de Argentina, ofrece el mismo resultado: no hay ninguna señal de que sean hijos de desaparecidos durante la dictadura militar, tal y como han insinuado durante años las Abuelas de Plaza de Mayo y los Kirchner. La última comprobación, con las familias que denunciaron el secuestro de bebés nacidos entre 1975 y 1976, era la más importante porque los hijos de Ernestina Noble nacieron en 1976 o, en cualquier caso, consta que viven con su madre adoptiva desde mayo y julio de ese año. El análisis, negativo, fue hecho público el pasado viernes por la noche.  

El kirchnerismo y las Abuelas de Plaza de Mayo se resisten a un resultado negativo

El cotejo de datos, que se realiza en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), tal y como exigieron las Abuelas de Plaza de Mayo, continuará el próximo mes, hasta completar todas las muestras de ADN almacenadas, incluso las relacionadas con casos anteriores y posteriores a esos años concretos. El comunicado oficial hecho público por Abuelas de Plaza de Mayo, que preside Estela de Carlotto, asegura que no se puede hablar de «resultado negativo» porque el cotejo no fue posible en el caso de tres de las 55 familias incluidas en el grupo principal, de las que no se dispone, por el momento, de muestras biológicas suficientes. «Deberá completarse el perfil genético de esas tres familias para determinar si mantienen o no vínculos biológicos con Marcela o Felipe Noble», mantienen.  

Las Abuelas insinúan que, aunque la prueba pericial termine siendo totalmente negativa, la asociación mantendrá que el caso Noble siga abierto indefinidamente: «No existe un resultado negativo. Las Abuelas continuamos cautelosas y expectantes a los nuevos cotejos a la posibilidad de que el banco se complete (con nuevos datos)», afirman.  

Los hermanos Noble, que tienen en la actualidad 35 años, se mantienen en silencio, aunque explicaron en su momento que se sentían víctimas de una persecución con intereses políticos y su amargura ante el hecho de que su identidad haya sido utilizada descaradamente como un arma en la batalla que enfrenta al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner con el grupo Clarín. «Esta causa ha sido una fuente de sufrimientos inenarrables», se lamentaron.  

«Estela de Carlotto y la presidenta de la nación deben pedirles perdón a estos jóvenes, a quienes se causó un daño irreparable», mantuvo Elisa Carrió, de Coalición Cívica, una de las pocas personalidades argentinas que se opuso desde el primer momento a que la ley pudiera obligar a un hijo adoptado a someterse a pruebas genéticas, en contra de su voluntad.  

El hecho de que la investigación sobre identidad real de los hermanos Noble no haya discurrido por los mismos canales de privacidad que han rodeado otros casos de posibles «nietos apropiados», sino que haya estado rodeado de una insólita publicidad, alentada desde el Gobierno, hace que ahora un resultado negativo sea de difícil digestión para el kirchnerismo, a pocos meses de las elecciones presidenciales de octubre.        

Diario Elclarín.com  

Apenas 24 horas después de que la Justicia informó que el análisis clave de ADN sobre las muestras de los hermanos Felipe y Marcela Noble Herrera dio resultado negativo, el arco político salió a cuestionar al Gobierno Nacional por el uso político que le dio a la causa y la persecución.  

El vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, fue uno de los primeros en hacer declaraciones públicas. “Marcela, Felipe y su familia, merecen una reparación social por lo vivido. Para que la Justicia sea definitiva deben dar explicaciones aquellos que, con prejuicios y malas intenciones, dieron por sentado lo que los hechos demostraron que era negativo”, destacó Cobos.  

En la oposición también apuntaron contra el Gobierno Nacional que, por ahora, guarda silencio. “Creo que en el fondo nunca les interesó conocer la verdad -dijo el candidato presidencial de la UCR Ricardo Alfonsín-. Deseaban que fuera verdad, tal vez incluso algunos lo creían, pero no era la verdad lo que les interesaba. Sólo importaba su valor instrumental: dañar a un medio crítico con el gobierno sin reparar en límites elementales. Cuesta comprender que tantas personas con voz culta e inteligente guardaran silencio”. El ex presidente Eduardo Duhalde, actual candidato por el partido Unión Popular, también apuntó contra el kirchnerismo. “Nuevamente queda en descubierto la utilización perversa que hace el Gobierno de los derechos humanos entre comillas. Han agraviado, han llamado a la directora de Clarín ‘apropiadora’ y la han atacado. Ahora que se sabe la verdad espero que haya un justificativo del Gobierno por la actitud que ha tenido”, dijo.  

“Esto fue tomado como una extorsión a Clarín de parte del Gobierno de turno”, afirmó la candidata presidencial de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. “Durante todos los 90 ningún organismo de derechos humanos reclamaba nada y las titulares de esos organismos, básicamente la presidenta de Abuelas de Madres de Plaza de Mayo, salía todos los días en Clarín”, agregó Lilita.  

El viernes se dio a conocer que el análisis central de ADN que comparó los perfiles genéticos de los hermanos Noble Herrera con las muestras biológicas de personas desaparecidas en los años 1975 y 1976, confirmó que no son hijos de desaparecidos. El resultado del primer análisis se dio a conocer el 11 de julio, cuando se comprobó que el ADN de ambos hermanos no coincidía con los de las dos familias querellantes.  

“Son muchos años; a veces pensamos que la dictadura pasó, pero en realidad el pasado tiene efectos sobre el presente. No son solamente los treinta mil desaparecidos, sino es toda una sociedad que sigue sintiendo las esquirlas de esta situación que vivimos en nuestro país”, reflexionó el candidato presidencial, Hermes Binner.  

El candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Francisco De Narváez, también habló de persecución política. “Este Gobierno ha usado la causa de las Madres para enriquecerse y la de las Abuelas para perseguir y tratar de perpetuarse en el poder. Nadie y menos quienes dicen defender los derechos humanos habían usado de tal forma estas nobles causas.  

Y este es el resultado que hoy está a la vista, las pruebas de ADN dieron negativas y pone de manifiesto que esto estaba en el marco de una persecución política”.  

El jefe de Gobierno, Mauricio Macri, utilizó su cuenta oficial de Twitter para dejar su mensaje. “Me alegro por Marcela, Felipe y su familia.  

Este es un paso más para que se termine de saber la verdad y puedan vivir en paz”, dijo el candidato que deberá competir en segunda contra el candidato kirchnerista, Daniel Filmus.  

Margarita Stolbizer, también candidata a gobernadora bonaerense, pidió “dejar tranquila a las familias.  

Me parece que uno tiene que ser respetuoso a esto pero ya está, se han hecho el análisis y eso fue un paso y una decisión importantísima. Me parece que ahora hay que dejar que las familias estén un poco tranquilas”, dijo.  

La diputada nacional, Victoria Donda, hija de desaparecidos y nieta recuperada: “Lo que había que tratar era de hacerles la vida un poquito menos difícil a dos seres humanos”, en referencia al padecimiento de los hermanos Noble Herrera.  

Se cerró un capítulo. “La causa ha sido una fuente de sufrimientos inenarrables”, afirmaron los hermanos. Contra eso no hay resultado que cure.