martes, 26 de julio de 2011

Atentados en Noruega: juzgarían a Behring Breivik por crímenes contra la humanidad

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Noruega tiene intenciones de juzgar al asesino Anders Behring Breivik por crímenes contra la humanidad. Por su parte, el abogado defensor probablemente alegará locura en su defensa. El abogado reconoce que su cliente cree que esta en “estado de guerra” y que esperaba resultar muerto durante la matanza que provocó.

Informa: elpais.com  


Mientras que Noruega estudia enjuiciar al ultraderechista Anders Behring Breivik por crímenes contra la humanidad, su abogado ha asegurado que su cliente “muestra odio a cualquiera que no sea extremista” o “no sea democrático”. En rueda de prensa, Geir Lippstad ha reconocido que Breivik, de 32 años, cree que está en “estado de guerra”, por lo que siente justificadas sus acciones al tiempo que reitera que cuenta con varios colaboradores o “células”.  

El autor confeso del doble atentado en Noruega, que acabó con la vida de 76 personas el pasado viernes, ha avisado de que “la guerra continuará”. Además, ha confesado que esperaba ser asesinado durante su matanza en la isla de Utoya dirigida contra el Partido Laborista. Tras ser preguntado en varias ocasiones si su cliente está loco, el abogado de Breivik ha reconocido finalmente que “el caso, en su conjunto, indica que es un enfermo mental”, aunque considera que es demasiado pronto para asegurarlo.  

Ante los peores ataques dentro de su territorio desde la Segunda Guerra Mundial, el fiscal de la policía, Christian Hatlo, ha asegurado que Noruega tiene la intención de enjuiciar al preso por “crímenes contra la humanidad”. Si Breivik es acusado de crímenes contra la humanidad podría ser condenado a 30 años de cárcel, frente a la pena máxima de 21 años que prevé el código penal noruego.  

“Parece claramente apropiado encausar al presunto autor del doble atentado con este tipo de crimen”, ha dicho Hatlo en una entrevista publicada hoy en el rotativo local VG. Este extremo ya ha sido apuntado por varios expertos en leyes del país escandinavo en los últimos días. Aunque la pena máxima en Noruega es de 21 años de cárcel, el código penal establece varias posibilidades para no dejar en libertad a convictos que supongan un riesgo potencial para la sociedad.  

La policía de Noruega baraja la posibilidad de que Breivik, no actuase en solitario, basándose en sus declaraciones y en las de algunos testigos de la tragedia. El fiscal ha confirmado que la hipótesis de los posibles cómplices y colaboradores de Breivik “está siendo investigada”. Hatlo destaca que el presunto agresor dijo en su primera comparecencia ante el juez instructor que su organización contaba con “dos células más”, sin dar más detalles, y pese a haber reiterado antes que había actuado en solitario. El fiscal de la policía ha confirmado que en efecto hay una “especie de red” en Noruega y otros países europeos sustentada por la ideología ultraderechista y la islamofobia, y que las fuerzas de seguridad no han logrado hasta el momento trazar ninguna conexión entre el detenido y otros sujetos.  

No obstante, Hatlo ha agregado que los investigadores consideran que Breivik “pudo contar con la ayuda de otros” para “llevar a cabo” los atentados del pasado viernes, con el potente coche bomba que explotó en el barrio gubernamental de Oslo y el tiroteo en el campamento de las juventudes socialdemócratas de Noruega. Además, ha asegurado que “varios testigos” han relatado “de manera convincente” que había al menos dos personas disparando contra los asistentes al campamento de la isla de Utoya, en donde murieron 68 personas, en su mayoría adolescentes y jóvenes.  

A pesar de las críticas recibidas por la actuación policial ante la matanza, el Ministro de Justicia noruego Knut Storberget, ha felicitado a la policía por el “fantástico” trabajo que ha hecho a raíz de los ataques que teñido de sangre al país escandinavo. “He utilizado esta oportunidad para agradecer a la policía de Oslo, la policía de otros distritos y otros organismos especializados por su trabajo fantástico”, ha dicho Storberget después de reunirse con altos cargos policiales en Oslo.