martes, 26 de julio de 2011

Venezuela dice que pagará por activos expropiados a Exxon Mobil y Conoco Phillips

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

“Nosotros nunca hemos dicho que no les vamos a pagar”, dijo Rafael Ramírez, ministro de Energía y Petróleo de Venezuela, refiriéndose a las empresas petroleras Exxon Mobil y Conoco Phillips, a las cuales el gobierno expropió los activos en suelo venezolano.

Dichas empresas no aceptaron las condiciones del arreglo que proponía el gobierno venezolano y recurrieron al Centro Internacional de Arreglo de Inversiones (Ciadi) del Banco Mundial. Las expropiaciones ocurrieron en el año 2007.  

Informa: elnuevoherald.com  


Venezuela reiteró hoy que pagará a las petroleras Exxon Mobil y Conoco Phillips por los activos que les incautó en 2007, siempre que sean por “un monto razonable” acordado entre las partes o fijado por el tribunal de arbitraje del Banco Mundial (BM) que conoce el caso.  

“Nosotros nunca hemos dicho que no les vamos a pagar” a esas dos multinacionales estadounidenses, “las dos únicas que no aceptaron nuestras leyes y no aceptaron un arreglo” y recurrieron al Centro Internacional de Arreglo de Inversiones (Ciadi) del BM, dijo a los periodistas el ministro de Energía y Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez.  

Esos procesos “van avanzando y nosotros tenemos que defendernos, porque esos mecanismos son tan perversos que si tú no te presentas ahí te ejecutan”, añadió.  

Ramírez abogó por un “pronto” final a un asunto sobre el cual, insistió, Venezuela mantiene su posición. “Siempre que sea un monto razonable estamos dispuestos a llegar a un acuerdo, como lo propusimos desde el inicio”, sentenció.  

El ministro habló del asunto luego de exponer sobre la situación financiera de la estatal de Petróleos de Venezuela (PDVSA), que preside, con base en un informe en el que consta una provisión de 1.458 millones de dólares para eventuales pagos por arbitrajes y litigios.  

Ramírez no se refería al asunto desde que el 22 de noviembre pasado expresara su confianza en que Venezuela ganará los juicios entablados por ambas trasnacionales, las cuales mantienen “groseras aspiraciones”, remarcó.

Medios de prensa estiman entre 7.000 y 12.000 millones de dólares solo lo reclamado por Exxon Mobil.  

Al respecto, Ramírez dijo: “Es una especie de táctica de negociación de los bufetes de Exxon: buscar el número más alto, pero nosotros creemos que está muy por debajo de eso”.  

Venezuela, según el ministro, obtuvo en junio de 2010 un primer “resultado a su favor” en el Ciadi, cuando esa instancia resolvió por unanimidad conocer las disputas de Venezuela con las trasnacionales únicamente a partir de 2006.  

Con la decisión adoptada por el Ciadi, tanto Exxon Mobil como Conoco Phillips “pierden un sustento muy importante de lo que había sido su argumentación”, ya que esa decisión acarrea que “los montos demandados se reducen drásticamente”, dijo entonces Ramírez, aunque sin precisar cifras.  

El Gobierno del presidente Hugo Chávez fue acusado ante el Ciadi por la nacionalización del sector a inicios de 2007, lo que incluyó la incautación de activos de las petroleras que también esperaban la devolución de impuestos pagados con anterioridad a 2006.  

Exxon Mobil encajó otro revés en su disputa con Venezuela en marzo de 2008, cuando un tribunal de Londres revirtió la congelación de bienes por 12.000 millones de dólares de PDVSA.  

“Hemos derrotado a la Exxon Mobil en el tribunal de Londres. La decisión es cien por ciento a favor de los alegatos de la nación”, dijo Ramírez el 18 de marzo de 2008, luego de que un tribunal de la capital británica anulara la congelación de esos activos de PDVSA que previamente había ordenado un tribunal de Gales.  

En 1997, Mobil (adquirida después por Exxon) y PDVSA acordaron una asociación estratégica para operar un área de la rica Faja Petrolífera del Orinoco en Venezuela, la mayor reserva mundial de crudo con cerca de 300.000 millones de barriles recuperables.  

El Gobierno de Chávez decidió posteriormente recuperar la soberanía sobre los recursos petroleros mediante la creación de empresas mixtas en las que PDVSA tiene siempre al menos el 60% de las acciones, pero ni Conoco ni Exxon aceptaron la fórmula.  

Entre las que sí aceptaron asociarse con PDVSA para no verse marginadas de la explotación de crudo de la rica Faja figuran la estadounidense Chevron-Texaco, British Petroleum (BP), la francesa Total, la italiana ENI, la noruega Statoil y la china CNPC.