viernes, 29 de julio de 2011

Crisis de la deuda pone en tensión a la banca y amenaza a los consumidores

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La crisis que crece en torno al techo de la deuda podría tocar a los políticos y hasta a Wall Street, pero el efecto en los consumidores y en la economía es bastante real.

El temor de que el Congreso no incremente la posibilidad de que el Gobierno americano se endeude por encima de 14,3 billones de dólares, que generaría la rebaja de la calificación, ya está haciendo que el costo de prestar dinero para bancos y compañías sea más elevado, en el caso de los préstamos a corto plazo.

Si esto persiste, los consumidores y los pequeños comerciantes podrían también ver más difícil el acceso al crédito. Aquellos que puedan obtener préstamos pagarán más por ellos. Las compañías, mientras tanto, también enfrentan una dificultad de incrementar la contratación, si los costos están en ascenso.

Esta posibilidad es lo último que necesita la economía estadounidense, sobre todo si se considera que el crecimiento en el segundo trimestre fue sólo de 1,3%, lo que se traduce en un resultado flat respecto al primer trimestre.

“Lo que ha creado toda esta discusión ha generado un regulación no intencionado”, dijo Jim Caron, representante de Morgan Stanley. “Está dando a los proveedores de capital otra razón para no prestar”.

El Congreso ha rechazado hasta ahora aumentar el techo de la deuda sin que haya un plan de reducción del déficit. Mientras se acerca el deadline del 2 de agosto, los Republicanos y los Demócratas aún no logran llegar a un convenio en el corte de los gastos y en el incremento de los tributos.

La mayoría de los especialistas de Wall Street cree que el Tesoro evitará el impago y que saldrá con un camino para pagar los intereses de las obligaciones. Pero los prestamistas no están tomando riesgos.  Las tasas de 91 millardos de dólares que el Tesoro debe para el 4 de agosto –las primeras en madurar después del deadline- se dispararon en 28 puntos base hoy, el canon más elevado que han pagado desde que fueron lanzadas en febrero.

Los analistas aseguran que los fondos del mercado monetario han estado -progresivamente- cautelosos al mantener esos títulos, prestarlos en la recompra o en el mercado repo, en el que los más grandes bancos de Wall Street incrementan sus fondos de corto plazo.

Fuente: Reuters