domingo, 31 de julio de 2011

Iraní que dejó ciega a su mujer se salvó de que le apliquen la misma pena

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

A última hora un iraní que debería hoy recibir su condena de quedar ciego a través de la aplicación de ácido en sus ojos, fue exonerado del castigo, en vista de que la víctima retiró la demanda interpuesta en su contra.

Majid Mohavedi, que en el 2004 lanzó acido en el rostro de su esposa, Ameneh Bahrami, dejándola completamente desfigurada y ciega, fue condenado a recibir una pena igual: perder la vista.    

Es lo que se llama la ley del Talión, o el ojo por ojo y diente por diente. Es un viejo principio que lo encontramos en el Código de Hammurabi (1792 a. C.), o en el Antiguo Testamento. En el caso de Irán, después de la Revolución de 1979, se estableció esta ley para el caso de daños corporales.  

De tal manera que Ameneh Bahrami estaba en su pleno derecho de volver ciego a su esposo por haberle provocado a ella este mismo daño. Sin embargo, a última hora ella ha reaccionado y decidió impedir este acto.  

“Durante 7 años traté de obtener la condena para mi esposo, pero decidí hoy perdonarlo”, dijo Ameneh Bahrami a la agencia de prensa iraní Isna. “Lo hago  también por la tranquilidad de mi familia e igualmente por mi país, ya que aparentemente todos los otros países están pendientes de lo que hacemos”, agregó.  

La decisión de ejecutar esta pena, que habría sido la primera en Irán según ciertos medios, fue denunciada por Amnistía Internacional y otras asociaciones que califican este hecho como “un castigo cruel e inhumano, equivalente a un acto de tortura”.  

Bahrami, es una mujer de unos 30 años, que vive desde hace poco en España, donde está siendo sometida a numerosas operaciones. Durante un primer momento ella estaba determinada a que su agresor sea castigado, no por venganza, sino con el objetivo de que este hecho disuada a otros de cometer estos ataques contras sus mujeres en el futuro.  

Pero decidió renunciar a su derecho, a cambio de obtener de su agresor dos millones de euros en compensación para “asegurar su futuro”. No se ha informado si esta suma lo ha recibido o lo recibirá.  

Varios ataques con acido han sido denunciados en los últimos años en Irán y la prensa de ese país ha apoyado a la víctima, publicando fotos de su rotos antes y después que ella fuera desfigurada.  

Fuente: lemonde.fr