martes, 2 de agosto de 2011

Mercados caen afectados por los resultados débiles del consumo en junio

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los mercados estadounidenses amanecieron hoy a la baja, luego de que se conociera que el consumo en Estados Unidos también cayó.

El Dow Jones estaba bajando mientras se esperaba el voto del Senado que permitirá el incremento del techo de la deuda al Gobierno Federal, en un día que estaba marcado como el deadline para que el Tesoro se quedara sin liquidez y tuviera decidir qué obligaciones y cuáles se quedarían por fuera. Este índice ha estado cayendo durante las últimas siete sesiones.

Se espera que la instancia americana dé el visto bueno al plan acordado por Republicanos y Demócratas antes de que los mercados cierren la jornada de hoy. La Cámara de Representantes pasó el proyecto ayer en la noche.

El Dow perdía 59,33 puntos (0,49%) para ubicarse en los 12.073,16 unidades al comienzo de las operaciones. El S&P 500 retrocedía 7,49% (0,58%) y el Nasdaq bajaba 11,76 unidades (0,43%).

Las estadísticas reveladas hoy indican que los americanos están gastando menos en consumo, realidad que se une a las preocupaciones que existen sobre la recuperación de la primera economía del mundo. Antes de que los mercados abrieran, el Departamento de Comercio reportó que los consumidores habían reducido el gasto 0,2% en junio pasado, cifra que representa la mayor caída en dos años. Los analistas habían proyectado un incremento tímido.

Mientras tanto, los ingresos mostraron un incremento modesto de 0,1%, reflejando la estadística más baja desde septiembre del año pasado. Ambas señales evidencian un debilitado mercado de trabajo.

El reporte del consumo llega un día después de que se conociera que el sector manufacturero también está deprimido en el mercado americano, lo que se une como otra señal de que la economía estadounidense está débil.

Muchos economistas, incluyendo al jefe de la Reserva Federal, Ben Bernanje, han dicho que el panorama económico norteamericano ganará un “momentum”  en el segundo semestre del año, mejorado por la baja en los precios de la gasolina y la recuperación total de las empresas de Japón, afectadas por el terremoto de marzo pasado.

Pero el crecimiento lento de la manufactura, aunado a un débil mercado de trabajo y las preocupaciones sobre el recorte del gasto que prevé el acuerdo para aumentar el techo de la deuda, abren muchas dudas sonbre las predicciones hechas.

Con información de The New York Times