viernes, 5 de agosto de 2011

Índices europeos y asiáticos cierran en sus niveles más bajos de los últimos meses

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Volatilidad es la palabra que marca la jornada del viernes en las bolsas internacionales. Los números suben y bajan pero el rojo sigue dominando. El Ibex de España cerró con un retroceso de 0,18% y sigue en sus mínimos anuales, que se parecen a los que registró en julio de 2010. Los principales índices de Europa terminaron la sesión en negativo.

El País tiene la información:


Las Bolsas internacionales, tras el duro correctivo que sufrieron ayer, se han montado hoy en la montaña rusa propia de cualquier agosto. La reducción del volumen de dinero en circulación y el menor número de operaciones habituales en esta época de vacaciones ha provocado hoy altas dosis de volatilidad en los mercados de renta variable. Las ansias de rebote tras las caídas de la jornada anterior, que rozaron el 4% en Europa y llegaron al 4,3% en Wall Street, se han dado de bruces con la terca realidad del estancamiento económico. Ante la persistencia de las dudas, la sesión se ha saldado con nuevos recortes en todas las plazas de referencia.

El selectivo español Ibex 35 también ha cedido a la tónica general de las pérdidas pese a cotizar en verde durante buena parte de la jornada gracias a la resistencia de sus bancos, que cotizan en precios muy bajos, lo que ha animado a algunos inversores a volver a entrar en el sector. Al final, ha cerrado con un recorte del 0,18%, con lo que ahonda sus mínimos anuales y el lunes abrirá en 8.671 puntos. Con este nuevo recorte, la Bolsa española se mantiene en los mismo niveles que tenía en junio de 2010. Entre los nombres propios del índice, Bankinter ha liderado las subidas con un avance del 3,85% por delante de FCC, que ha remontado un 3,15%. Para los grandes, Santander ha ganado un 1% y BBVA un 0,43%. Telefónica, por su parte, también ha subido un 0,40%. Según ha explicado Nuria García, analista de Ahorro Corporación, la menor caída del Ibex pone en evidencia que “el problema no solo está en la periferia, lo tiene toda Europa”.

De hecho, en el resto de las Bolsas europeas, tras el varapalo de ayer, un castigo que dejó a los principales índices en sus niveles más bajos de los últimos doce meses, las pérdidas han sido más abultadas. Al cierre, Francfort se ha dejado un 2,72%, París un 1,15% y Londres un 2,53%. A la misma hora, Wall Street, pese al buen dato de paro y abrir en verde, ampliaba los números rojos iniciales hasta el 1%.

En Asia, después de la jornada de pesadilla en Europa y los Estados Unidos, las Bolsas asiáticas tampoco se han librado del pesimismo y han experimentado fuertes caídas de madrugada.

El Nikkei, que ha llegado a perder más de un 4%, ha cerrado con una caída del 3,72%, con lo que ha sufrido su peor jornada en cinco meses. La Bolsa de Honk Kong y la surcoreana se han dejado en torno al 5% en la sesión más negativa en diez meses. “Durante toda la jornada, los mercados estarán dominados por la aversión al riesgo y todos los ojos estarán puestos en las cifras del paro y empleo en Estados Unidos”, ha estimado Kintai Cheung, economista de la Banca Crédit Agricole citado por France Presse.

En los mercados de divisas, el euro ha recuperado posiciones y ha remontado a los 1,42 dólares al cambio tras cerrar ayer en 1,40. También en las materias primas se ha confirmado la tendencia al alza y el barril de petróleo brent, de referencia para Europa, se ha situado dos dólares sobre su nivel de la jornada anterior y se ha vendido por 108 dólares. El precio del oro, por último, ha marcado un nuevo récord por su condición de valor refugio, lo que aumenta su atractivo en tiempos turbulentos como los actuales, y ha tocado por primera vez en su historia los 1.681 dólares la onza para entrega inmediata.