domingo, 7 de agosto de 2011

Banco Central Europeo va a responder decisivamente para evitar caos en los mercados

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El Banco Central Europeo tomó finalmente la decisión: a partir de mañana la institución «responderá decisivamente» para evitar lo que se teme será un caos de los mercados. Se interpreta entonces como la confirmación de la compra de títulos de deuda de Italia y de España para así aliviar las tensiones y preocupaciones de los inversionistas.

El País tiene la información:


Un fin de semana para prevenir que la fecha de mañana lunes pase a la historia como un nuevo lunes negro. Los líderes políticos y los presidentes de los bancos centrales europeos se han movilizado hoy contrarreloj para acordar medidas que eviten el hundimiento de las Bolsas mundiales. El movimiento más decisivo, el del Banco Central Europeo (BCE), cuyo presidente, Jean-Claude Trichet, convocó por la tarde una videoconferencia con sus colegas de los 17 países del euro y el resto de consejeros (en total, 23) en un inusitado encuentro celebrado solo cuatro días después del último consejo de gobierno del organismo. El organismo ha culminado casi tres horas de reunión con un comunicado en el que manifiesta su voluntad de «responder decisivamente», unas palabras citadas por la agencia Reuters que se interpretan como una confirmación de lo que llevaba días siendo un rumor: que el BCE comprará deuda pública de España e Italia para aliviar el alto interés que el mercado exige a sus bonos.

«El eurosistema intervendrá de forma muy significativa en los mercados y responderá de un modo cohesionado», ha asegurado una fuente a Reuters, que ha remitido al comunicado posterior. Sobre la mesa, una medida espinosa reclamada pese a los recelos alemanes: la conveniencia de que el BCE compre bonos italianos para evitar que Italia y España sigan la estela de Grecia y dejen de poder afrontar los intereses que les piden por su deuda. A la videoconferencia del BCE se han sumado otras del G-7 y del G-20 destinadas igualmente a unificar estrategias que frenen el castigo de los mercados, aunque ninguno de los dos grupos ha comunicado sus decisiones.

Más temprano:

El Banco Central Europeo decidirá hoy si comprará bonos de Italia para tratar de evitar que la crisis de deuda de la zona crezca, mientras los líderes mundiales debaten en las crisis financieras del viejo continente y de Estados Unidos.

Tras una semana en la que se vio como desaparecieron de los mercados bursátiles unos 2,5 billones de dólares, los líderes políticos están bajo una fuerte presión para reasegurar a los inversores que los gobiernos de occidente tienen tanto la voluntad como la habilidad de reducir sus grandes y crecientes endeudamientos.

El Presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, quiere que se tome una decisión final sobre la compra de los títulos de Italia, luego de que el Primer Ministro, Silvio Bersluconi, anunciara nuevas medidas para acelerar el déficit en el presupuesto y adoptar otros planes económicos.

La fuente consultada dijo que si el Banco Central opta por intervenir en Italia (decisión que se tomará en conferencia telefónica que comenzará a la 1:00 pm, hora del este), las instituciones comenzarán a adquirir los papeles cuando los mercados abran mañana.

Esto podría dar un alivio en el rally que se espera ocurra este lunes en las bolsas del mundo.

Otra fuente aseguró que el consejo también buscaría algunas medidas de emergencia para encontrar liquidez y así prevenir que los mercados monetarios se congelen.

Un tercer entrevistado en el instituto europeo dijo que la teleconferencia podría ser movida para la nochem con el fin de ver qué medidas podría adoptar Estados Unidos para calmar los mercados, luego de que Standard & Poor´s rebajara la calificación de su deuda.

Cabe recordar que el BCE comentó su programa de recompra de bonos soberanos el pasado jueves, pero la compra sólo implicó pequeñas cantidades de títulos de Irlanda y de Portugal, buscando medidas de austeridad más fuertes en Italia.

Ayer, Nouriel Roubini (experto que predijo la crisis financiera de 2008) fue enfático al advertir que si el Banco Central Europeo mantenía bonos de los PIIGS, su calificación también debía ser rebajada a “basura”.

Fuente: Reuters