jueves, 11 de agosto de 2011

La batalla legal entre Yves Saint Laurent y Christian Louboutin por el clásico zapato suela roja

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Contrincantes: Christian Lauboutin, un diseñador de zapatos de lujo, cuyas clientas Sarah Jessica Parker, Victoria Beckham y Kate Moss, han catapultado sus zapatos suela roja (con precios que varían desde 319  hasta 4.645 dólares) e Yves Saint Laurent (YSL), la lujosa casa de moda creada por el diseñador más icónico del mundo del fashion en 1962 y que ahora es operada por el Grupo Gucci.

Primer servicio: En Abril, Louboutin comenzó los procesos legales en contra de YSL, acusando a la casa de moda de infringir los derechos de autor sobre las suelas rojas, al producir zapatos “virtualmente idénticos”. De esta manera, el diseñador aspiraba una compensación de 1 millón de dólares por daños, además de la prohibición para la producción de los zapatos. El drama legal, que ha incluido hasta investigadores privados y planes de producción encubiertos, ha generado hasta algunas risas en la corte. La defensa de YSL se ha quedado en los argumentos de los artistas: “el derecho de autor de Louboutin no debió establecerse”, según comentó el abogado de la casa de moda. “No pensamos que cualquier diseñador de moda puede monopolizar el uso de un color”, mientras que el abogado de Louboutin disparó de regreso que “al menos de que vivas en una cueva, el consumidor reconocerá que un zapato de suela roja es un Louboutin”. “No estamos pidiendo tener todo el rojo que hay bajo el sol. Hay un tono particular que Christian usa en sus zapatos, uno brillante”, agregó. “No estamos diciendo ni rojo anaranjado ni rosado. No somos dueños de ningún otro rojo sino de ESE rojo”.

Devolución de volea:  Ayer, el juez federal Víctor Marrero dio el primer round a YSL. “Porque en la industria del fashion los colores tienes funciones artísticas y ornamentales vitales para la competencia, la corte cree que Louboutin no será capaz de demostrar que el rojo de esa suela puede estar bajo la protección de derechos de autor”, escribió Marrero, pese al hecho de que los zapatos han “ganado tanto reconocimiento público en el mercado que ha adquirido un segundo significado”. El abogado de Louboutin respondió a un medio de comunicación que “estamos profundamente decepcionados con la decisión del juez… quien ha concluido que la industria de la moda necesita usar colores sin restricciones, a pesar de la montaña de evidencia que hay de que este color es ‘brillante’”. El defensor de YSL disparó de nuevo: “como el juez indicó, los diseñadores de YSL son artistas y, como otros artistas, deben tener el derecho de usar la paleta completa de colores para cada una de las creaciones que diseñan”.

Sobre lo que pelean: si YSL copió los zapatos de Louboutin.

Sobre lo que realmente están peleando: Qué tan estrella es Louboutin. El millón de dólares en daños es sólo una adición a una empresa cuyas ventas serán de 135 millones de dólares, solo este año. Lo que están proponiendo entonces es posición y supremacía en la industria de la moda. YSL pelea por seguir siendo relevante en el negocio de los zapatos, que ha sido coronado por Louboutin.

¿Quién gana ahora?: Louboutin. Pese a que Marrero no cumplió con lo que esperaba, las dos partes deberán reunirse la semana que viene. Hasta ahora, la peor impresión que ha dejado Louboutin es que parece un artista demasiado agresivo, mientras YSL está batallando la reputación de ser imitador, lo cual, en la industria de la moda, es una etiqueta que generalmente es evitada.

Trabajo escrito por Alexander Abad-Santos para The Atlantic Wire