domingo, 14 de agosto de 2011

Autor de la masacre de Noruega regresó a Utoya para la reconstrucción de los hechos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Limitado por un arnés, el noruego que confesó haber matado a 69 personas en un campamento juvenil que se celebraba en una isla, reconstruyó sus acciones para los cuerpos policiales, por lo que debió ir de nuevo al lugar de los hechos.

Los oficiales dijeron hoy que llevaron a Anders Breivik a la isla de Utoya, la misma donde ocurrieron los ataques del pasado 22 de julio y donde Breivik asesinó a las víctimas, luego de haber matado a otras 8 personas en la capital, tras colocar una bomba.

El hombre de 32 años describió la matanza en un tour que se extendió por ocho horas. Lo acompañaron una docena de policías, según comentó el fiscal Paal-Fredrik Hjort Kraby en una conferencia en Oslo.

La acción se llevó a cabo en una operación de seguridad masiva que buscó eliminar cualquier posibilidad de escape.

El recorrido estuvo filmado por la policía y el material será usado en la corte.

Imágenes publicadas por un diario noruego muestran a Breivik llegando a Utoya en el mismo ferry que utilizó para llegar a la isla el mes pasado. Vestía un traje antibalas y un arnés conectado a una cuerda; una camisa roja y unos jeans.

Se le puede ver apuntando los lugares y simulando los disparos que realizó al agua, donde adolescentes horrorizados trataron de escapar de su mira.

Esta medida tuvo como fin evitar hacer la reconstrucción de los hechos en medio del juicio y hacer recordar a Breivik la mayor cantidad de detalles posibles.

El fiscal también confirmó a los medios locales que la policía había recibido numerosas llamadas telefónicas durante los ataques, que fueron hechas, probablemente, por el mismo Breivik, pero no dijo cómo reaccionaron los oficiales ante las llamadas.

De acuerdo con uno de los diarios noruegos, Breivik ofrecía rendirse pidiendo a los policías que devolvieran las llamadas, cosa que no hicieron.

Los mismos medios también reportan que el sujeto pudo haber filmado partes de la masacre. El fiscal dijo que el tema de una cámara de video fue debatido durante la reconstrucción de Utoya, pero se negó a dar más detalles.

El abogado de Breivik señaló que él admitió los ataques, pero negó culpa criminal pues cree que la masacre era necesaria para salvar a Noruega y a Europa de los musulmanes, y para castigar a los políticos que apoyan el multiculturalismo.

Fuente: The Huffington Post