lunes, 15 de agosto de 2011

Una nueva ofensiva por mar y tierra lanzó el gobierno sirio contra la ciudad de Latakia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La ofensiva del gobierno sirio contra la ciudad costera de Latakia se intensifica, esta vez combinando dos ramas del ejército, la artillería y la marina. Desde el sábado pasado hasta hoy las víctimas suman 31.

Informa: elpaís.com  

Las tropas del presidente sirio, Bachar el Asad, han estrechado el cerco a Latakia, el principal puerto del país, en el tercer día de asedio. La situación es particularmente tensa en el barrio suní de Al Raml, al sur de la ciudad, donde las protestas en contra del régimen se han intensificado desde el comienzo del Ramadán.  

La ofensiva, en la que por primera vez actuaron en conjunto tanques y buques de guerra, ha causado al menos 31 víctimas desde el pasado sábado, según señalan grupos activistas. La agencia estatal de noticias siria, sin embargo, ha negado cualquier intervención militar en la zona.  

“No tenía pensado salir de la ciudad, pero después de los ataques de esta tarde ya estoy planteando huir junto con mi familia”, ha afirmado Ahmed en un correo electrónico. Este estudiante de 23 años, protegido por un nombre ficticio por razones de seguridad, reside en Latakia desde que tenía dos años.  

La presencia militar en el área de Al Raml, donde se encuentra un campo de refugiados palestinos, ha sido constante desde el comienzo de las protestas, el pasado marzo. El opositor Comité de Coordinación Local ha denunciado a la agencia EFE que las tropas también han entrado en el campo. Una vez en el interior, las fuerzas de seguridad han usado a personas como escudos humanos para disparar a otros civiles.  

Ahmed ha asegurado que el barrio está casi vacío. “Muchos intentan escapar, aunque es casi imposible: los soldados disparan a cualquier blanco móvil”, ha dicho. “Disparos y explosiones. Desde hace tres días no escuchamos nada más que eso”, se ha quejado. “Por la noche hombres armados del Ejército o de El Shabiha [los matones del presidente] circulan por la ciudad a bordo de furgonetas disparando a las puertas de los edificios para evitar que la gente salga a la calle para manifestarse”. Fuentes del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos aseguraron ayer que se ha decretado el toque de queda en la ciudad.  

“No estamos asustados solo por la muerte. También nos dan miedo las detenciones”, ha destacado Ahmed. “Ya he escuchado muchas historias de activistas torturados con electricidad o que nunca más vuelven a pisar las calles. A veces persiguen a personas determinadas, sobre todo los que organizan las manifestaciones, pero otras veces las detenciones son totalmente fruto del azar”.  

Latakia, a 45 kilómetros de la frontera turca, es una ciudad de mayoría suní. Los alauíes, la secta minoritaria a la que pertenece la familia El Asad, ocupan las zonas periféricas.  

Las protestas para pedir la caída del régimen de El Asad, en el poder desde hace 41 años, ya han causado 1.800 muertos en los últimos cinco meses, según el último balance facilitado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.