miércoles, 17 de agosto de 2011

La policía lo entregó a sus asesinos a cambio de 40 dólares

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Un guatemalteco de 19 años fue asesinado en México luego de que la policía lo vendiera a sus agresores por 40 dólares.

Informa así El Mundo


Un migrante guatemalteco asesinado este mes cerca de un albergue, en el centro de México, fue entregado por policías a sus agresores a cambio de 500 pesos (unos 40 dólares), según testimonios que publica este miércoles el diario ‘Reforma’.

El guatemalteco, de 19 años, murió golpeado y apedreado, supuestamente por unos jóvenes mexicanos que pidieron apoyo a la policía después de haber sido asaltados en Tultitlán, en el Estado de México.

Los agentes detuvieron al migrante como presunto responsable pero, en lugar de ponerlo a disposición del ministerio público para una investigación, lo “vendieron” a los jóvenes asaltados para que se tomaran las justicia por su mano, según el sacerdote responsable de la casa del migrante de Tultitlán, Hugo Montoya.

“Los policías lo suben (a la patrulla), pero no lo entregan, sino que lo pasean, se dice. Los jóvenes asaltados son de la comunidad. b>Se juntaron y dieron 500 pesos por el migrante. Lo golpean hasta que lo matan”, contó el sacerdote.

El migrante formó parte de la caravana Paso a Paso hacia la Paz, que se realizó en México del 23 de julio al 2 de agosto. Tenía planeado seguir viaje hacia la ciudad estadounidense de Boston, donde un conocido le iba a conseguir trabajo.

Su cadáver, que será repatriado a Guatemala, fue hallado junto a las vías del tren con hematomas múltiples en la cara y una herida profunda en el cráneo. En el sitio había piedras con manchas de sangre.

La semana pasada la Comisión Nacional de los Derechos Humanos anunció el inicio de una investigación.

En Tultitlán se encuentra el albergue San Juan Diego, que presta asistencia a entre 800 y 1.000 migrantes semanalmente, y que ha enfrentado en los últimos días reclamos de vecinos que exigen su cierre, argumentando que genera problemas de seguridad.