jueves, 18 de agosto de 2011

¿Deberían los canadienses ricos pagar más impuestos?

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

El movimiento iniciado por Warren Buffet, quien propone que los ricos paguen más impuestos para así mejorar las finanzas públicas, encuentra poco eco en Canadá.

Argent contactó a varios canadienses con fortuna para conocer su posición sobre la idea de pagar más impuestos, pero estos se mantuvieron en silencio. El gestor de fondos Denis Durand, socio principal de la firma Jarislowsky Fraser, estima que los ricos de este país pagan ya suficientes impuestos.

“Hay una gran diferencia entre los Estados Unidos y Canadá. El impuesto sobre la renta de particulares es más elevado aquí en en EE. U.U.”, explica, al tiempo que agrega que los canadienses pagan igualmente impuestos al consumo mucho más elevados que el país del Tío Sam, donde no existe el TPS (impuesto a los productos y a los servicios).

Es verdad que los ricos canadienses están más cargados con tributos en comparación con sus vecinos americanos. Particularmente los que residen en Quebec, quienes deben pagar una imposición combinada entre la federal y la provincial que asciende casi a 50% del ingreso.

De hecho, Quebec impone la misma tasa a todos los contribuyentes que ganan más de 78.120 dólares por año. La norma es comparable a nivel federal, pero allí es a partir de los 128.800 dólares, que los trabajadores tienen la misma carga de imposición.

Se pudiera mejorar

A pesar de todo, el economista Pierre Fortin cree que los millonarios del país tienen la posibilidad de pagar más impuestos. “Ya pagan bastante. Justo hasta fianales de los 70, la tasa de imposición de los mejores remunerados se establecía cerca de 60%”, afirma.

Fortin está convencido que algunos canadienses aceptarían voluntariamente desembolsar más dinero en las arcas del Estado. Pero cree que otros, menos generosos, decidirían mover su fortuna al extranjero.

“Hay algunos con el corazón en el lugar correcto, pero muchos van a escoger transferir su dinero a los Estados Unidos si se incrementa el nivel de imposición a 60%, porque las tasas son inferiores allá”. Dice que la provincia no tiene tantos ricos para equilibrar sus finanzas aumentando las contribuciones fiscales.

Durand, por su parte, cree que los gobiernos deberían  mantener las ventajas financieras de acuerdo con las corporaciones, antes que presionar en el dinero de los bolsillos de sus dirigentes mejores remunerados, para equilibrar sus cuentas.

“Las empresas reciben muchas subvenciones porque crean empleos. Al mismo tiempo reciben incentivos fiscales para que inviertan. Los gobiernos podrían cortar esos programas”, señala Durand.

El gestor después precisó que la tasa de imposición de las sociedades canadienses están entre las más bajas de las naciones del G8, mientras que las de los particulares están entre las más elevadas de la organización de países.

Fuente: Argent