sábado, 20 de agosto de 2011

Diez jóvenes dominicanos que se raparon el cabello en solidaridad con Chávez, viajan a Venezuela

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Como muestra de solidaridad con el presidente venezolano Hugo Chávez, diez jóvenes dominicanos se raparon el cabello el jueves pasado. Ahora preparan maletas para visitar Venezuela e ir al encuentro de su líder. Entre el grupo de rapados, figura una mujer.

Hay que reconocer la nobleza de los jóvenes, a pesar de lo inverosímil del gesto

Elnuevoherald.com  

Una representación de los diez jóvenes dominicanos que esta semana se raparon la cabeza en solidaridad con el presidente Hugo Chávez, que se encuentra en tratamiento contra el cáncer, viajará este sábado a Venezuela, informó la prensa local.  

“Hemos recibido una invitación de organizaciones cristianas de la hermana Venezuela interesadas en que podamos compartir nuestra reciente experiencia de fe, de solidaridad con Chávez”, dijo a la prensa el presidente del grupo religioso Paz Dominicana y organizador del acto simbólico, Rafael Guillén.  

“Nos sentimos firmes y contentos de que podamos compartir y llevar esta experiencia de fe, esta experiencia espiritual”, dijo por su parte la joven Leidy Jiménez, única mujer entre los diez dominicanos que se raparon la cabeza el pasado jueves.  

Según la prensa dominicana y el canal Telesur, existe la posibilidad de que los jóvenes se reúnan también con Chávez durante su visita a Caracas.  

Este sábado, Chávez agradeció y bendijo a este grupo de dominicanos en su columna “Notas de Retaguardia”, publicada en el diario oficial Correo del Orinoco.  

“Unos jóvenes dominicanos se pelaron el coco en solidaridad con este humilde servidor. ¡Ay, quién pudiera abrazarlos, muchachos y muchacha!”, escribió el mandatario venezolano, que también aseguró que ya se le cayó “todo el cabello”.  

Chávez fue diagnosticado de cáncer en junio, durante una visita oficial a Cuba, donde le fue removido de emergencia un tumor maligno. Desde entonces, el presidente ha viajado dos veces más a La Habana, en julio y agosto, para recibir los dos primeros ciclos del tratamiento de quimioterapia.