sábado, 27 de agosto de 2011

Deuda externa venezolana subió 37% en 12 meses y 150% en cinco años

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La deuda externa en Venezuela es un tema que preocupa tanto a expertos como a particulares. El rally de las obligaciones no ha mermado en los últimos 12 meses, período que ha estado, paradójicamente, marcado por por un incremento en el ingreso de recursos a las arcas del Estado. En el último año, el crecimiento de la deuda externa ha sido de 37% y ya asciende a los 84.919 millones de dólares. En cinco años, el salto es de 150%.

La información la tiene El Universal


Aunque en los últimos doce meses el precio de la cesta petrolera venezolana registró un salto estelar que disparó los ingresos del Gobierno, la deuda externa de la República no ha dejado de crecer velozmente. 

Las estadísticas del Banco Central indican que las cuentas por pagar, en dólares, registran un salto de 37%, desde 61 mil 714 millones hasta 84 mil 719 millones al contrastar el primer semestre de este año con el mismo lapso de 2010 y en los últimos cinco años, el salto es de 150%

Al mismo tiempo que crece la deuda en dólares, también aumentan los compromisos en bolívares a través de la venta de letras del tesoro y bonos a los bancos del país. 

Sólo entre diciembre y junio de este año, el monto del dinero colocado por las torres bancarias en bonos y letras del tesoro emitidos por Finanzas crece 57% desde 46 mil 812 millones de bolívares hasta 73 mil 365 millones, según datos de la Superintendencia de Bancos. 

Si bien el Gobierno ha señalado insistentemente que en términos del tamaño de la economía, es decir, del ingreso, la deuda total no es relevante, Barclays señala que este año aumentará hasta 49,3% del PIB, una magnitud que comienza a tornarse preocupante. 

Esta tendencia no es nueva en la historia económica del país. Entre 1974-1977 y 1979-1981 el precio del petróleo experimentó una escalada histórica que multiplicó el ingreso de Venezuela, pero los gobiernos de Carlos Andrés Pérez y Luis Herrera Campíns diseñaron planes de gasto de tal magnitud que también la deuda creció a pasos agigantados y su peso en relación al PIB se quintuplicó. 

Al caer los precios del petróleo la banca internacional cerró el grifo del financiamiento y el país cayó en una crisis que disparó la pobreza. 

Si bien la tendencia es similar a la de los años 70, es decir, endeudamiento veloz a pesar del alto ingreso petrolero, existen diferencias importantes. En los gobiernos de Pérez y Herrera los institutos autónomos se endeudaron de forma importante, ahora no está presente esta situación, pero existen otros elementos a considerar. 

Durante la administración de Hugo Chávez Pdvsa, a diferencia del pasado, se está endeudando a un ritmo acelerado sin que aumente su capacidad de producción. En el primer semestre de este año el PIB petrolero es 13% menos que en 1998 mientras que Pdvsa, de no deber nada, tiene compromisos por el orden de 29 mil millones de dólares. 

En parte el endeudamiento ha sido para aumentar la presencia del Estado en la economía, estatizando empresas, creando fábricas, asumiendo el control de áreas estratégicas pero el país ha aumentado la dependencia en el petróleo y tiene déficit de inversión en sectores fundamentales. 

Otro tema relevante es que tanto el Ministerio de Finanzas como Pdvsa han comenzado a endeudarse a tasas de interés muy altas que incrementan notablemente lo que el país tendrá que pagar por intereses durante los próximo años. 

Por la emisión de bonos en divisas del mes pasado Finanzas obtuvo 4 mil 200 millones de dólares y pagará en intereses 9 mil 500 millones de dólares tras haberse endeudado a una tasa de 11,95%, la más alta en las emisiones realizadas en Latinoamérica en lo que va de año. 

¿Por qué Venezuela paga tasas de interés tan altas? Operadores de deuda indican que un aspecto importante es que el ministro de Finanzas, Jorge Giordani, no ha tenido ningún tipo de contacto con los fondos de inversión que compran los bonos del país en el exterior y no hay mayor transparencia sobre las cuentas fiscales. 

Otro aspecto importante es que las emisiones de bonos son utilizadas por Finanzas como un mecanismo para aumentar la oferta de dólares. 

El esquema, empleado desde 2005, es que las empresas y las personas naturales compran los bonos con bolívares y luego los revenden en el exterior para obtener divisas. 

Si los bonos pagan una elevada tasa de interés pueden ser revendidos a mayor precio en el exterior y el tipo de cambio final al que las empresas compran los dólares, se mantiene en torno a 5,30 bolívares, como desea el Ministerio de Finanzas para recortar las expectativas de devaluación. 

Fuentes financieras indican que Pdvsa contempla emitir bonos en dólares durante el último trimestre de este año y nuevamente se espera que sea a una alta tasa de interés. 

Standard & Poor’s degradó la calificación que asigna a los bonos venezolanos, algo que aumenta la percepción de riesgo de los inversionistas y podría traducirse en que la República tenga que cancelar mayores tasas de interés.