lunes, 29 de agosto de 2011

Recorrió 500 Km a pie, cargando una cruz y vestido de Nazareno para pedir por la salud del presidente venezolano

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Partió el 17 de agosto de Fernando de Apure y hoy llegó a Caracas, tras recorrer unos 500 kilómetros a pie, cargando una cruz y vestido de Nazareno, solo para pedir por la salud del presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Dice que lo acompañaron en su recorrido Jesucristo y agentes del Cuerpo de Tránsito Terrestre.

Intereconomia.com  

Asegura que a lo largo de su recorrido, que le llevó once días de caminata con dos de descanso, recibió el apoyo de numerosas personas.  

Con una cruz a cuestas y vestido de nazareno, un peregrino llegó hoy Caracas desde el estado de Apure (oeste) para pedir por la salud del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien se somete a la tercera fase de quimioterapia.  

Desde el pasado 17 de agosto, José Gregorio Luque, de 50 años, se dispuso a caminar los cerca de 500 kilómetros que separan a San Fernando de Apure, la capital del estado homónimo, de la capital venezolana, después de que, según explicó a Efe, recibiera «a, través de sueños, manifestaciones del Señor».  

«Me dijeron que debería venir a peregrinar por la salud del presidente de la República», confesó Luque.  

«Venimos peregrinando hasta Caracas recogiendo esos corazones y esas bendiciones de todos los pueblos por donde he pasado a lo largo de los 500 kilómetros, que son energías positivas para la sanación corporal y espiritual del presidente», agregó Luque, que afirmó que le acompañan Jesucristo y agentes del Cuerpo de Tránsito Terrestre.  

Aseguró que a lo largo de su recorrido, que le llevó once días de caminata con dos de descanso, recibió el apoyo de numerosas personas.  

«Desde la salida de San Fernando de Apure han sido manifestaciones de cariño, señales con corneta (claxon), la gente se para, me toma fotos, me da esa palabra de aliento», destacó Luque, quien desde hace 14 años peregrina cada Lunes Santo alrededor de 100 kilómetros.  

Esta vez, con una cruz que pesa 15 kilos y mide cuatro metros y ataviado con una túnica morada, Luque llegó a Caracas, donde espera entrevistarse con el mandatario.

EFE