lunes, 29 de agosto de 2011

Sudáfrica: proponen quitar cuernos a rinocerontes para evitar caza furtiva

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Sudáfrica propone una medida para quitarle los cuernos a los rinocerontes y así combatir la caza. Antes de aprobar la idea se consultará a expertos para ver si la medida supone algún cambio en la conducta de estos animales.

Informa así El Comercio


Sudáfrica está estudiando la posibilidad de quitarles los cuernos a los rinocerontes que pueblan sus tierras como medida para combatir la caza furtiva, que se ha cobrado ya la vida de 279 de estos mamíferos en lo que va de año.

En declaraciones recogidas por la edición digital del diario sudafricano “Times Live”, la ministra de Medio Ambiente de Sudáfrica, Edna Molewa, indicó que el Gobierno consultará a veterinarios y expertos antes de tomar cualquier decisión al respecto, por “si esa medida supone un cambio de conducta en los animales”.

“Creemos que el cuerno del rinoceronte existe por una razón, así que si se lo quitamos, podría provocar algunos cambios”, agregó Molewa.

Asimismo, la ministra anunció que el Ejecutivo que preside Jacob Zuma considera, también con el fin de preservar la población de rinocerontes del país, establecer una moratoria para las licencias de caza de rinocerontes, que han pasado de 129 en el 2010 a 143 en el 2011.

“Las autoridades de conservación provinciales -señaló Molewa- emiten permisos para la caza deportiva, pero el desafío es el abuso que hacen de este permiso los individuos sin escrúpulos. Esta situación y la caza furtiva podrían amenazar la supervivencia de los rinocerontes en su entorno en el futuro”.

Sin embargo, la responsable del Medio Ambiente sudafricano apuntó que esta moratoria -que en ningún caso se aprobará este año- podría afectar al turismo de caza deportiva que anualmente visita el país.

Según las cifras oficiales, en Sudáfrica viven unos 2.200 rinocerontes negros y unos 18.800 especímenes blancos.

El rinoceronte es una especie singular africana que está amenazada por el gran valor que alcanzan sus cuernos en el mercado negro, pues se utilizan en Oriente Próximo para fabricar empuñaduras de dagas y en gran parte de Asia en la medicina tradicional.