martes, 30 de agosto de 2011

Sano y salvo tras clavarse unas tijeras de podar en la cabeza

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Un estadounidense de 86 años fue sometido a una operación de urgencia en la que le extrajeron la herramienta de la cavidad ocular en la que estaba alojada.

Informa así ABC

Leroy Luetscher debe tener un ángel de la guarda muy atento, ya que mientras hacía varios trabajos en el jardín de su casa, en Arizona, este pensionista de 86 años se resbaló y se clavó las tijeras de podar en la cara sin sufrir graves daños.

Una parte de la herramienta se quedó alojada en la cavidad ocular de su cabeza y otra parte se deslizó hasta dentro del cuello del hombre. Como evidencia del suceso, el Phoenix New Times ha publicado una impresionante imagen de la radiografía.

Luetscher fue llevado rápidamente al hospital donde fue sometido a una operación de urgencia en la que finalmente lograron reconstruir la órbita ocular con una red metálica y salvar su ojo.

Algunas zonas de su cara todavía están inflamadas y actualmente sigue viendo doble. Pese a esto, según los doctores del University Medical Center de Tucson, el anciano ha tenido una gran suerte porque las tijeras no han dañado ninguna parte vital.