viernes, 2 de septiembre de 2011

La Casa Blanca estaba informada de la Operación encubierta “Rápido y Furioso”

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Según el diario americano Los Angeles Times la Casa Blanca sabía de la Operación encubierta “Rápido y Furioso”, destinada a introducir clandestinamente  armas en México, las cuales por alguna razón fueron a parar en las manos de las bandas armadas que azotan el país.

El Universal:

Funcionarios de la Casa Blanca habrían recibido información  relacionada con el operativo de “Rápido y Furioso” desde el pasado mes de julio del 2010, según informa hoy el diario Los Angeles Times que ha tenido acceso a los correos electrónicos entre el hoy ex jefe de esa agencia federal en Phoenix, William Newell, y Kevin O´Reilly, amigo personal e integrante del Consejo de Seguridad Nacional.  

Según la versión del diario angelino, O´Reilly habría compartido la información suministrada por Newell sobre “algunos detalles” del esquema operativo de “Rápido y Furioso” con, al menos, otros dos miembros del Consejo de Seguridad Nacional (NSC por sus siglas en inglés) de la Casa Blanca.  

Se trata de Dan Restrepo, el asesor del presidente Barack Obama para América Latina y Greg Gatjanis, otro miembro adscrito al NSC, el organismo encargado de asesorar al presidente en asuntos de seguridad nacional y política exterior.  

Un funcionario de la administración Obama, que comentó a Los Angeles Times el contenido de estos correos electrónicos, aseguró que éstas comunicaciones no demuestran que la Casa Blanca hubiera estado al tanto de las polémicas “tácticas de investigación” que fueron utilizadas en la operación para permitir el trasiego ilegal de armas hacia México entre el 2009 y el 2010.  

El funcionario, que no es identificado, aseguró además que la información contenida en los correos electrónicos nunca fue más allá de estos tres funcionarios del NSC:  

“Los correos no fueron reenviados más allá de ellos y no estamos al tanto de ninguna reunión informativa relacionada con ésta cadena de funcionarios y correos”, aseguró al diario angelino el funcionario para tratar de atajar la idea de que la Casa Blanca estuvo al tanto de los detalles de “Rápido y Furioso” desde su creación y su posterior fracaso.  

Según Los Angeles Times, a partir del contenido de los correos a los que ha tenido acceso, el ex jefe de ATF en Arizona y Nuevo México, David Newell, “estuvo en estrecho contacto con O´Reilly y buscaba la ayuda de la Casa Blanca para persuadir al gobierno de México que permitiera a agentes de ATF recuperar armas de EU a lo largo de la frontera”.  

Los correos fueron enviados entre julio del 2010 y febrero del 2011.  

Durante su comparecencia, en la audiencia celebrada el pasado mes de julio ante el comité de supervisión gubernamental, Newell negó que hubiera compartido información detallada sobre “Rápido y Furioso” con Kevin O´Reilly a quien se limitó a identificar como “un viejo amigo”.  

En ríspido un intercambio con el congresista, Darrel Issa, Newell se limitó a señalar que su amigo O´Reilly  “me estaba preguntando sobre el impacto del proyecto Gunrunner para informar a su gente que preparaba un viaje a México, sobre lo que estábamos haciendo para combatir el tráfico de armas y otros temas”.  

Durante esa audiencia, en la que comparecieron agentes de ATF en México, legisladores republicanos intentaron por primera vez establecer la conexión entre Newell y la Casa Blanca.  

En medio de las pesquisas y audiencias impulsadas por el presidente del comité de supervisión gubernamental de la Cámara de Representantes, Darrel Issa y el republicano de más alto rango en el comité senatorial de justicia, Chuck Grassley, ambos han tratado de descubrir el alcance de responsabilidades de la Casa Blanca y el Departamento de Justicia en el escándalo de “Rápido y Furioso”.  

El diario angelino, revela que en julio del 2010, nueve meses después de iniciado el operativo de “Rápido y Furioso”, O´Reilly estaba buscando información sobre la mejor forma de combatir el tráfico de armas en Arizona.  

En un correo dirigido a Newell, O´Reilly le preguntó mediante un correo “informal” por el impacto del programa “Gun Runner Impact Teams” conocido por su acrónimo como “GRIT Surge Phoenix”:  

“Este es un informal ¿cómo van las cosas?”, le escribió en el correo bajo el título “GRIT Surge Phoenix”.  

En su respuesta, Newell señaló: “muy bien, de hecho”.  

Siempre según los correos electrónicos a los que ha tenido acceso Los Angeles Times, a pesar de que durante el intercambio de información entre Newell y O´Reilly no se alude directamente al operativo de “Rápido y Furioso”, si se hace alusión al traslado temporal de agentes de ATF a Arizona para trabajar en casos aparentemente vinculados a esa operación.  

Newel elogió su trabajo sobre “investigaciones de tráfico de armas con directos lazos” con los carteles mexicanos, que había sido el principal objetivo de “Rápido y Furioso”.  

En su respuesta, O´Reilly respondió: “Esto es fantástico. Muy informativo”.  

Durante el intercambio de correos, O´Reilly le preguntó a Newell si acaso podía compartir ésta información con otros integrantes del Consejo de Seguridad, como Restrepo y Gatjanis, y le aseguró que la información nunca saldría de ese círculo.  

En su respuesta, Newell le respondió: “Por supuesto, sólo que no quiero en que los cuarteles generales de ATF se enteren, especialmente porque esto es lo que ellos deberían de estar haciendo (es decir informándote)”.