viernes, 2 de septiembre de 2011

La novela del iPhone 5 perdido: empleados de Apple se habrían hecho pasar por policías

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:

La historia del presunto prototipo del iPhone 5 que se perdió en un bar de California tomó un giro repentino.

El reporte inicial del portal CNET decía que la policía logró dar con una casa donde supuestamente estaba el teléfono, en Bernal Heights, California. Pero la trama se complicó cuando la policía de San Francisco dijo no tener ningún registro de que tal visita se realizó.

Ahora, el joven cuyo hogar fue inspeccionado en busca del teléfono dice que los supuestos policías podrían haber sido empleados de Apple haciéndose pasar por oficiales del orden público, un hecho que es considerado un crimen y que podría meter a la empresa en un gran lío.

El SF Weekly, un periódico de San Francisco, habló con Sergio Calderón, el joven envuelto en la novela. “Me amenazaron. Dijeron ‘oye Sergio, somos del Departamento de Policía de San Francisco’”, cuenta el joven de 22 años.

Calderón dice que le preguntaron si había estado en el bar Cava 22, donde presuntamente se perdió el teléfono, y dijo que sí. Además dice que en ningún momento le dijeron que eran empleados de Apple. Entre el miedo, el joven dio permiso para que registraran su casa en busca del teléfono, el cual habían rastreado por medio del GPS.

Calderón, ciudadano americano, dijo que los presunto oficiales lo amenazaron diciendo que su familia podía estar en peligro de ser deportados. “Uno de los oficiales dijo: ‘¿Todos aquí son ciudadanos norteamericanos?’ y decían que nos podíamos meter en problemas”.

El joven dice que toda su familia tiene status legal en Estados Unidos.

Incluso, Calderón dice que le ofrecieron dinero si lograba entregar el prototipo del iPhone 5 perdido. “Hicieron como si hablaran con el dueño del teléfono a través del celular y dijeron: ‘la persona no va a presentar cargos, solo quiere de vuelta su teléfono y te darán 300 dólares’”, según contó.

La trama se complica cuando uno de los “oficiales” le dejó un número de teléfono a Calderón para que llamara en caso de que supiera algo. El joven dio el número al SF Weekly.

El medio de comunicación llamó al número y se encontró con que pertenecía a Anthony Colon, quien confirmó ser empleado de Apple, pero se negó a dar más comentarios. El periódico encontró su perfil de LinkedIn, en donde sale que fue sargento de la Policía de San Jose y que en la actualidad está empleado por Apple como investigador.

Cerca de las 11:30 am de este viernes el perfil de Colon en la red social desapareció, según señaló el SF Weekly. Aún así lograron guardar una copia. Además el portal Gizmodo encontró la copia del sitio en el cache de Google.

La policía de San Francisco dice que de ser cierta la historia sería algo muy grave, pero señalaron que sólo investigarán si Calderón pone la queja formal ante las autoridades.

Apple no devolvió la llamada del medio para discutir sobre el tema.

Fuente: SF Weekly