lunes, 5 de septiembre de 2011

Egipto: se reanudó juicio contra Mubarak en medio de fuertes protestas

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

 

El jucio contra el expresidente Hosni Mubarak se reanudó este lunes, en medio de protestas en las calles de Egipto.

 

Reporte de Reuters:

 

Un alto mando policial dijo el lunes en el juicio a Hosni Mubarak que no sabía de ninguna orden de disparar contra los manifestantes que derrocaron al líder egipcio, mientras partidarios y críticos del ex presidente se enfrentaban dentro y fuera de la sala.

 

A Mubarak se le acusa de estar implicado en el asesinato de manifestantes y de «incitar» a algunos oficiales a utilizar munición real, en el primer juicio en persona que se realiza a un líder árabe desde que estallaron las revueltas callejeras este año en Oriente Próximo.

 

Unas 850 personas murieron en las protestas que brotaron el 25 de enero, y el 11 de febrero pusieron fin a las tres décadas de Mubarak en el poder.

 

Mubarak, de 83 años y hospitalizado desde abril, fue transportado en una camilla a la celda de metal donde se sitúan los acusados en la sala para asistir a la tercera sesión de su juicio, la primera que recibe el testimonio de testigos.

 

El proceso ha fascinado a los egipcios y avivado las tensiones entre partidarios y oponentes de Mubarak.

 

«En mis 30 años de experiencia con la seguridad del Estado, no he oído de ningún incidente en el que se diera una orden de utilizar munición real contra manifestantes», indicó ante el tribunal el general oficial de policía Husein Saed Mohamed Mursi, de 54 años.

 

Mursi, responsable de comunicación en el servicio de seguridad del Estado, estuvo en la sala de operaciones de la policía durante el levantamiento. Otros tres altos cargos prestaban declaración el lunes.

 

Los procedimientos se vieron retrasados por una pelea en el tribunal cuando un partidario de Mubarak alzó una foto del ex presidente, indignando a los familiares de víctimas de las protestas. También abogados de la acusación entraron en la refriega.

 

La policía intervino para separarles, según los presentes en la sala. La agitación hizo que el juez Ahmed Refaat ordenara un receso.

 

En la última sesión, el juez prohibió la cobertura en directo por televisión desde dentro de la sala.

 

Fuera del tribunal, los partidarios del ex presidente cantaban «Nos dio 30 años de protección, Mubarak, mantén la cabeza alta».

 

Cerca, manifestantes antiMubarak lanzaron piedras contra los cordones policiales y algunos agentes respondieron con más piedras. En un momento dado, policías con escudos y porras cargaron contra un grupo de manifestantes.

 

«Tiene que ser colgado. No queremos más retrasos en la sesión judicial», dijo Mohamed Esam, que había viajado a El Cairo desde la región del Delta del Nilo de Kafr el- Sheij.

 

TÁCTICAS POLICIALES

 

Un hombre con sangre en la cara gritó: «Pido al pueblo egipcio libre, a la juventud de la revolución, que ve a lo que la seguridad estatal está haciendo con los revolucionarios».

 

Muchos egipcios están furiosos con la policía por las tácticas que utilizaron durante las revueltas contra Mubarak. Los testigos dicen que la policía utilizó gases lacrimógenos, cañones de agua, balas de goma y munición real.

 

Mursi describió los sucesos del 28 de enero, uno de los días más violentos, cuando según dijo, se ordenó a la policía que impidiera a los manifestantes llegar a la plaza Tahrir, centro de las protestas.

 

«Las órdenes eran tratar con los manifestantes como requiriera la situación y se les dejó libertad para tratar con los manifestantes de la manera que vieran conveniente», dijo.

 

Un periodista de la televisión estatal dijo que la fiscalía había interrogado a Mursi, diciendo que en otras declaraciones había dicho que sabía que el ex ministro del Interior, Habib al Adli, había ordenado utilizar armas para dispersar a los manifestantes frente al Ministerio del Interior, las prisiones y las comisarías.

 

Algunos de los que seguían el caso se enfadaron ante el testimonio, afirmando que confirma las sospechas de algunos de egipcios sobre que el juicio es un espectáculo, pero no hará rendir cuentas a Mubarak y otros.

 

«No es real y demuestra que Mubarak y sus asesores siguen en el poder de las autoridades ejecutivas y judiciales», dijo a Reuters el ex parlamentario independiente Gamal Zahran.

 

«Yo mismo vi tres muertos abatidos a tiros por la policía durante el levantamiento y he presentado una denuncia ante la fiscalía sobre eso», añadió.

 

Mursi también dijo al tribunal que había oído una conversación en la sala de operaciones entre altos cargos, incluyendo a los que están siendo juzgados con Mubarak, diciendo que no tenían refuerzos para proteger las cárceles y el Ministerio del Interior, haciendo que los oficiales autorizaran las armas y munición.

 

Las armas y la munición se transportaron en ambulancias porque los vehículos policiales resultaban atacados, según dijo Mursi al tribunal.

 

Adli, que fue ministro del Interior de Mubarak durante años, es uno de los acusados, al igual que el ex presidente, sus hijos Gamal y Alaa y seis oficiales de policía.

 

Muchas comisarías fueron arrasadas e incendiadas durante el cénit de la violencia en los 18 días de revueltas. Muchos vehículos policiales fueron también atacados, volcados y quemados.

 

Los otros tres testigos citados el lunes son miembros de la policía que también estaban en la sala de operaciones de la policía durante la revuelta. El tribunal les identificó como Emad Badr Saed, Basim Mohamed el Otaify y Mahmud Galal Abdel Hamid.