lunes, 5 de septiembre de 2011

Lunes negro en los mercados europeos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los inversores siguen temerosos y los mercados sufren. La jornada ha sido más que negativa para las bolsas europeas haciendo que la prensa de España, por ejemplo, se refiera a la sesión de hoy como otro «lunes negro» de los índices bursátiles del VIejo Continente. Las advertencias hechas este fin de semana por el FMI sobre el temor de una nueva recesión y el anuncio de Grecia de que no cumplirá los objetivos del déficit -entre otros factores-  mantienen a los inversionistas cautelosos a la hora de colocar sus capitales.

El País tiene la información:


No hay tregua en la evolución de la crisis. Los mercados financieros están prorrogando hoy el correctivo del viernes. Tras un fin de semana en el que Grecia ha alertado de que no cumplirá los objetivos de déficit y en el que el Fondo Monetario Internacional ha vuelto a insistir en el riesgo cada vez mayor de una recaída en la recesión, los inversores siguen con pocas ganas de apostar su dinero en las Bolsas europeas y en la deuda de los llamados periféricos del euro, entre ellos España, cuya diferencial con respecto a los bonos alemanes ha vuelto a los niveles del 9 de agosto tras tocar los 340 puntos básicos.

El repunte de las dos últimas jornadas supone que la prima de riesgo, que es el sobreprecio exigido a los títulos de deuda de España a 10 años frente a los de Alemania, de referencia por su estabilidad, se ha comido la mitad de la mejora lograda desde que el Banco Central Europeo reactivó la compra de bonos de los países bajo presión a principios del pasado mes.

En este punto, también está condicionando el ánimo de los operadores la nueva derrota cosechada por el partido de la canciller alemana, Angela Merkel, en los comicios del Estado Mecklenburg-Western Pomerania, región natal de la dirigente de la conservadora CDU. El rechazo de los electores hace pensar en que el Ejecutivo germano persistirá o incluso incrementará su rechazo a algunas de las medidas planteadas para socorrer a los países del euro con problemas de deuda, lo que aumentará la falta de unidad entre los países del euro para atajar la crisis. Esta falta de cohesión, que llega hasta el seno del BCE, también hace dudar a los inversores del futuro del programa de compra de bonos de los Estados bajo sospecha.

En concreto, la prima de riesgo, que es el mejor indicador de la confianza de los inversores en las finanzas de un país, avanzaba en 25 puntos básicos para España hasta los 337 (16.10). La prima llegó a tocar los 418 puntos básicos en agosto, lo que llevó al BCE a volver a sacar la chequera para atajar el acoso contra la deuda del Tesoro. Gracias a ello, llegó a bajar al entorno de los 260. Por su parte, la prima italiana, que en las últimas semanas acapara mayores dudas que la española, aumentaba en mayor proporción con un incremento de 39 puntos básicos hasta los 367 a la misma hora.

El incremento del diferencial se ha visto motivado más por el descenso de la rentabilidad exigida a los bonos a 10 años alemanes, favorecidos por su condición de valor refugio frente a las turbulencias que asoman en el horizonte económico internacional, que por un aumento del interés reclamado a los títulos españoles e italianos. En concreto, por primera vez desde la puesta en marcha del euro en 1999 ha llegado a tocar el 1,8%. El tipo que marcaba la deuda de España e Italia al mismo plazo se mueve al mismo tiempo sobre el 5,26% y el 5,55%. «Es un movimiento general de los inversores para alejarse de los activos más arriesgados», ha explicado a Reuters un operador del mercado de deuda.

El analista de IG Markets Daniel Pingarrón también ha vinculado el nuevo ascenso de la prima al hecho de que en el mercado han aparecido rumores sobre la posibilidad de que el BCE limite sus compras de bonos por la falta de unidad política entre los países del euro para hacer frente a la crisis de deuda.

En las Bolsas, el español Ibex 35 ha abierto con un descenso superior al 2% aunque a una hora del cierre amplía el batacazo hasta el 4,27%, con lo que conserva por la mínima los 8.100 puntos. Con esta nueva jornada en rojo, el selectivo acumula unas pérdidas superiores al 18% desde enero. En la renta variable tampoco ha ayudado a disipar las dudas algunos datos macroeconómicos conocidos hoy que van en la misma línea que apunta el FMI.

Por nombres propios, los grandes bancos caían con fuerza con recortes del 6,26% para Santander y del 6,47% en el caso de BBVA. Telefónica, el valor de mayor capitalización bursátil, se dejaba un 3,58% mientras Iberdrola bajaba un 4,34% y Repsol, bajo los focos por la alianza entre Sacyr y Pemex para hacerse con el control de la petrolera, un 5,28%. El grupo presidido por Luis del Rivero se depreciaba un 5,9% tras las subidas de la semana pasada al calor de este movimiento. Desde que se conoció el pacto con la mexicana, la constructora se ha revalorizado más de un 10%.

El resto de parqués de Europa sufría caídas superiores al español con la excepción de Londres, que moderaba los números rojos al 3,26% a la misma hora. En todos ellos destacaba el castigo a la banca, con lo que el índice bancario europeo caía más de un 6% a un mínimo de 29 meses por temor a que el regulador de EE UU emprenda medidas legales contra varias entidades por vender deuda hipotecaria tóxica.

«Las duras bajadas que estamos viendo tienen que ver con unos datos malos de PMI servicios -indicador del sector manufacturero elaborado por compañías privadas- de Europa y China, que se suman a las preocupaciones por la economía estadounidense y a la incertidumbre sobre Grecia», ha explicado a Reuters Pingarrón.

En cualquier caso, hoy los operadores no cuentan con la referencia de Wall Street, donde los mercados están cerrados por festivo. En los mercados de divisas, el euro baja de golpe dos centésimas repecto al anterior cierre, hasta los 1,40 dólares, en tanto que el barril de crudo Brent cotiza a 110,52 dólares, 1,78 dólares menos que al cierre de la jornada previa. El gran valor refugio por antonomasia, el oro, toca hoy máximos históricos y cotiza a 1.900 dólares la onza.