martes, 6 de septiembre de 2011

Turquía congela relaciones comerciales y militares con Israel

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

A partir de mañana, las relaciones entre Turquía e Israel estarán suspendidas. El motivo: la negativa israelí a disculparse por el ataque realizado a la Flotilla de la Libertad en mayo del año pasado en que el nueve activistas perdieron la vida.

La información la tiene El País:


 El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado hoy que su país suspenderá a partir de mañana las relaciones comerciales y militares con Israel, tras la negativa de ese país a pedir perdón por el ataque a la Flotilla de la Libertad de mayo de 2010, en el que murieron nueve activistas. «A partir de mañana las relaciones diplomáticas con Israel serán reducidas a nivel de segundo secretario. (…) Del mismo modo, las relaciones comerciales, militares y de la industria de Defensa serán suspendidas. Serán completamente congeladas. A este proceso seguirán nuevas sanciones», ha declarado Erdogan.

El viernes pasado el Gobierno turco expulsó el embajador israelí de Ankara y anunció que rebajaría al mínimo las relaciones diplomáticas con Israel y, al no recibir las disculpas que había exigido por el asalto a la Flotilla que viajaba a Gaza, y tras filtrarse el informe de la ONU sobre el ataque, que reparte las culpas entre ambos países.

El primer ministro ha definido hoy a Israel como «el niño consentido de la familia, que piensa que puede seguir haciendo lo que quiera por siempre», pero ha asegurado que Turquía no lo permitirá. «El Mediterráneo no es un lugar desconocido para nosotros. A partir de ahora se verán continuamente nuestros barcos (militares)», ha avisado. Sobre su posible visita a Gaza la próxima semana, el primer ministro turco explicó que «aún no es definitiva» y que la decisión final se tomará tras consultar a las autoridades egipcias en su viaje a El Cairo el próximo lunes.

Turquía ha insistido en su propósito de luchar contra el bloqueo israelí sobre Gaza y en los últimos días ha alzado el tono de las hostilidades verbales. El Gobierno de Ankara ha anunciado que apelará al Tribunal de Justicia Internacional de La Haya para que estableciera si el bloqueo es legítimo, como afirma el reciente informe de la ONU sobre el asalto a la Flotilla de la Paz, o si, como cree Turquía, se trata de «algo completamente ilegal e inaceptable».

El Gobierno de Israel rechazó disculparse por la violencia de su asalto a los activistas de la flotilla, como exige Turquía, aunque expresó su deseo de que las relaciones entre ambos países volvieran «pronto a la normalidad». Nueve activistas turcos murieron el 31 de mayo de 2010 en el ataque de la marina israelí contra el Mavi Marmara, uno de los barcos que llevaban ayuda humanitaria a Gaza para intentar sortear el bloqueo impuesto por Tel Aviv sobre la franja desde 2007.

Intercambio comercial de tecnología militar

«Si hasta ahora hablábamos del Plan B, a partir de ahora estamos en el Plan C», ha añadido Erdogan sobre esta nueva vuelta de tuerca al empeoramiento de las relaciones turcas con su antiguo aliado. El pasado viernes, cuando el ministro de Exteriores, Ahmet Davutoglu, anunció la reducción de las relaciones diplomáticas y se refirió a la suspensión de las relaciones militares, no dijo nada acerca de las relaciones comerciales.

Erdogan no ha dado detalles hoy sobre si se refería a las relaciones comerciales entre los Estados o al comercio privado. El comercio bilateral entre Turquía e Israel alcanzó el pasado año los 3.439 millones de dólares (2.424 millones de euros), con un balance positivo para Turquía de 721 millones de dólares (508 millones de euros). Sin embargo, dentro del comercio entre ambos Estados, la industria militar ha sido la que ha guiado las relaciones desde la firma del Acuerdo de Cooperación en la Industria de Defensa de 1996.

En este sector, el mayor beneficio se lo ha llevado Israel, que vende a Turquía tecnología punta -en gran parte para su lucha contra el grupo armado kurdo PKK-, mientras que los turcos prácticamente sólo venden al Estado hebreo uniformes militares. Con todo, entre ambos países existe un Tratado de Libre Comercio y diversos acuerdos para fomentar las inversiones, que llevan a cabo empresas conjuntas en sectores como las finanzas, el textil, las infraestructuras y la energía, entre otros.