martes, 20 de septiembre de 2011

Después de dos años de tasas negativas, Venezuela podría este año crecer en un 2,8 %, según el FMI

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Después de dos años de crecimiento negativo, Venezuela podría por fin tener una tasa positivo este año, según el FMI, de un 2,8 %. Crecimiento, suponemos, basado casi totalmente en el petróleo, cuyos precios se mantiene en general en niveles altos.

El Nacional

América Latina y el Caribe gozan aún de perspectivas robustas y crecerán un 4,5% en 2011 y un 4% en 2012 gracias a las materias primas y a su relativa resistencia financiera, aseguró este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI) en sus previsiones semestrales.

Los exportadores de materias primas del Cono sur se llevan los mejores indicadores: Argentina crecerá un 8% este año, Chile un 6,5%, Paraguay un 6,4%, Perú un 6,2% y Uruguay un 6%.

Por detrás aparece el principal motor económico de la región, Brasil, con un 3,8% de crecimiento, la misma tasa que México.

En otras regiones, incluida América Central y el Caribe, la actividad económica es aún tenue a causa de los vínculos reales más estrechos con Estados Unidos y otras economías avanzadas, y en algunos casos, por los altos niveles de deuda pública”, advirtió el texto.

Tras dos años de contracción, Venezuela registrará una cifra positiva, de 2,8% en 2011. Colombia crecerá un 4,9%, Ecuador un 5,8% y Centroamérica en su conjunto un 3,9%.

El FMI recortó en cambio sus previsiones mundiales al 4% de crecimiento para este año y dibujó un horizonte sombrío, con un riesgo real de una severa recaída a causa de la crisis de la deuda pública en la zona euro y del crecimiento insuficiente en Estados Unidos.

El Fondo recortó ligeramente sus previsiones para América Latina respecto a junio (4,6%), pero la región mantiene un buen rumbo en líneas generales, aunque con variantes según los países.

“Las condiciones financieras se han vuelto en cierta manera más inestables con el incremento de sincronización en los mercados mundiales y el aumento de la aversión mundial (al riesgo), pero el impacto en la región ha sido limitado hasta ahora“, explicó el texto.