domingo, 25 de septiembre de 2011

Empresas básicas de Venezuela en situación crítica por falta de inversión

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los sindicatos de las industrias básicas regidas por el Plan Guayana Socialista 2009-2019 señalan la gravedad en la que se encuentran estas empresas por insuficientes inversiones y malas administraciones.

El Universal

Sindicatos de las empresas básicas de Guayana aseguran estar en resistencia frente al momento crítico que enfrenta el sector, debido a la caída de la producción, falta de inversiones y mala gestión.

Critican los controles de precios y las abultadas plantillas de trabajadores que a su entender han «atrofiado» el sector.

Hasta hace unos años, eran empresas exitosas que producían acero, aluminio o carbón a su máxima capacidad, pero hoy requieren de un rescate que sólo será posible con inversiones y planificación, aseguraron a AFP.

«Tenemos minas, mano de obra, energía y las máquinas, pero todas nuestras empresas dan pérdidas. Ésta es la realidad de un modelo político que nos atrofia», asegura Emilio Campos, dirigente de Carbonorca.

«Una empresa que pudiera producir 160.000 toneladas de ánodos anuales hoy produce 40.000», dijo este líder sindical que define como una «lucha de resistencia» las protestas diarias que lidera desde hace más de 50 días.

Las empresas básicas son regidas por el Plan Guayana Socialista 2009-2019 y el gobierno les ha destinado millones de dólares y canalizado recursos de un enorme fondo de cooperación con China, pero para los líderes sindicales esto no es suficiente para saldar las deudas con los empleados y los proveedores, comprar insumos o mantener las maquinarias.

«Hay un desastre» en las empresas de Guayana. «Pero seguiremos resistiendo porque estamos convencidos de que viene un cambio», aseguró Henry Arias, dirigente sindical de la compañía de aluminio Alcasa.

La situación también es muy compleja en la industria del aluminio: la producción de la empresa Venalum cayó de 430.000 toneladas hace tres años a unas 270.000 esperadas para 2011, según cifras oficiales.

Alcasa necesita por su parte «más de 2.500 millones de dólares para estabilizarse», afirmó Arias, cuya empresa bajó su producción en una década de 18.000 a 5.000 toneladas mensuales.

Como la industria del aluminio, la del acero también está en crisis. La producción de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) cayó de 3,5 millones de toneladas en 2008 -cuando fue estatizada- a 1,8 millones en 2010, según cifras de la empresa.