viernes, 30 de septiembre de 2011

Cierran varios centros educativos en tres estados de México a causa de la violencia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La violencia desatada en los últimos días en México frente a locales escolares ha provocado un pánico general entre los padres de familia y profesores. En varios centros educativos de tres estados se han paralizado las actividades, por temor a nuevos actos violentos.

Exelsior

La violencia del crimen organizado provocó sicosis y una ola de cierres en escuelas de tres estados.

En el municipio veracruzano de Tierra Blanca, un comando desató ayer una balacera enfrente de una primaria y un kínder, tras lo que estas escuelas fueron desalojadas y suspendieron labores.

Mientras tanto, en Xalapa, una serie de rumores provocó que padres de familia acudieran a recoger a sus hijos antes de la hora de salida en colonias del este de la capital estatal.

En Navolato, Sinaloa, maestros y padres de familia decidieron suspender las labores en 12 instituciones, lo que deja sin clases a unos dos mil 900 alumnos.

Exigieron que las autoridades impidan la violencia en las inmediaciones de los planteles.

En Guerrero, en tanto, 63 de las 103 delegaciones de profesores que desde hace un mes se encuentran en paro de labores en Acapulco y Coyuca, acordaron con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, regresar a clases el próximo lunes. El resto sostuvo que no se les ha garantizado más seguridad

Se extiende pánico en escuelas

El clima de inseguridad y violencia del crimen organizado ha provocado la suspensión de clases en planteles de educación básica en por lo menos tres estados.

Tal es le caso de Veracruz donde, tras un enfrentamiento en Tierra Blanca, los padres acudieron a las escuelas para retirar a sus hijos; en Navolato, Sinaloa, los habitantes decidieron cerrar las escuelas por los constantes robos a los planteles y, por último, en Guerrero que, aunque ayer acordaron reabrir los planteles—tras un mes de estar cerrados— aún hay maestros que se rehúsan a trabajar debido a las amenazas del crimen organizado.

En Tierra Blanca, Veracruz, un enfrentamiento armado entre delincuentes e infantes de la Marina desató el temor de padres de familia que corrieron a sacar a sus hijos de la escuela, de acuerdo con reportes policíacos.

El tiroteo, del que no se supo el saldo de víctimas, ocurrió a lo largo de varias calles, en las que hay tres escuelas públicas.

Esto generó que decenas de padres de familia acudieran a sacar a sus hijos de los salones de clases para resguardarlos en sus hogares.

Las principales escenas de sicosis se presentaron en la escuela primaria Morelos y en el jardín de niños Federico Froebel, cuyos salones quedaron vacíos.

Respecto de los rumores suscitados el lunes pasado por los mensajes escritos en mantas colocadas en diversos municipios de la entidad, en los que se advertía de atentados en planteles educativos, la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) precisó que las actividades escolares se desarrollan con normalidad.

El titular de la SEV, Adolfo Mota Hernández, dijo que “todos los centros escolares de todos los niveles educativos están trabajando con normalidad.

“Deben reconocer que el centro escolar es el mejor lugar para nuestros hijos”, afirmó.

En tanto, la subsecretaria de Educación Básica de la entidad, Xóchitl Adela Osorio Martínez, reconoció que los días miércoles y ayer habrá disminuido la asistencia de alumnos en las escuelas primarias y jardines de niños a consecuencia del temor difundido entre la población.

Citó como ejemplo y calificó como grave que en la escuela primaria Salvador Díaz Mirón faltaron a clases 110 niños de una población escolar de 600, luego de que un padre de familia difundió las supuestas advertencias de integrantes del crimen organizado, según reportó la página web HoyVeracruz.

La funcionaria comentó que estos problemas de ausentismo a causa de los falsos rumores, además de Xalapa, también se han presentado en Boca del Río, el puerto de Veracruz, Misantla,  El Carrizal, en el municipio de Emiliano Zapata; en Cárdel y en Ixhuacan de los Reyes.