martes, 4 de octubre de 2011

Exprimer ministro de Libia asegura que Gaddafi sigue en el país y peleará hasta el final

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Al-Baghdadi Ali al Mahmoudi se encuentra recluido en una cárcel en los alrededores de la capital de Túnez: «Estoy convencido de que no le he hecho nada malo al pueblo libio», expresó.

“Creo que Gaddafi… no ha salido del país. Pienso, conociéndolo como lo conozco, que está luchando con las armas que posee y codo a codo con sus hombres”, aseguró a Reuters, a través de su abogado, Al-Baghdadi Ali al-Mahmoudi, quien se encuentra en una prisión de Túnez. “No descansará y no soltará sus armas hasta el final”, prosiguió.

El exprimer ministro está recluido en una cárcel ubicada, aproximadamente, a 30 kilómetros de la capital de Túnez, mientras las autoridades consideran otorgar al Consejo Nacional de Transición Libia su extradición.

“Estoy listo para cooperar con el consejo de transición pero con la condición de que desistan en sus peticiones de extradición y en las campañas negativas en mi contra”, dijo. “Espero ser parte de la solución en Libia y no parte del problema”.

Al-Mahmoudi era el primer ministro de Gaddafi desde el año 2006. En el punto más alto de la guerra civil en Libia tuvo unas apariciones en la televisión local en las que aseguraba que Gaddafi no renunciaría y en las que condenaba los ataques aéreos de la OTAN.

Poco después de que el gobierno de Gaddafi cayera, huyó de Libia y buscó refugio en Túnez. Una corte tunecina lo sentenció a seis meses de cárcel por su entrada ilegal al país, aunque esta decisión cambió luego de la apelación.

Fue mantenido en prisión hasta la decisión de su extradición. Su abogado explicó la semana pasada que al-Mahmoudi había empezado una huelga de hambre en protesta contra la privación de su libertad.

El abogado, Mabrouk Korchid, lo visitó hoy martes en la cárcel, y luego leyó a Reuters las palabras que el exprimer ministro le había dictado.

Al-Mahmoudi, que no está en la lista de los oficiales libios buscados por la Corte Penal Internacional, distanciado de la represión que llevó a cabo la administración Gaddafi.

“Les digo una cosa: el séquito de Gaddafi me odiaba”, dijo al-Mahmoudi. “Estoy convencido de que no le he hecho nada malo al pueblo libio”, explicó. “Mi rol era asegurar insumos para el pueblo, particularmente durante la crisis. Los franceses lo saben bien… Mi rol no era militar”.

Comunicó, a su vez, que había dejado Libia luego de que el secretario del Consejo Nacional de Transición, Mustafa Abdel Jalil, lo llamara y le pidiera pasar desapercibido hasta que se estabilizara la situación del país. Pidió, finalmente, a las autoridades tunecinas, su libertad: “Es una vergüenza que el gobierno tunecino se haya comportado de esta manera conmigo”, dijo. “Soy amigo de Túnez. Fui yo el que reabrió las fronteras con Túnez cada vez que Gaddafi pidió que se cerraran”.  

Fuente Reuters