miércoles, 5 de octubre de 2011

La Caisse de dépôt no está inmune a la crisis de la zona euro, señaló su presidente Michael Sabia

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

La Caja de depósitos y colocaciones de Quebec, La Caisse de dépôt, podría resultar afectada por los remesones de los mercados financieros de Europa, previno el presidente de la institución, Michael Sabia.

Hablando delante de un vasto grupo de hombres de negocios de Quebec, el patrón de La Casse se manifestó muy preocupado por las consecuencias del endeudamiento, fuera de control, de los países de la zona del euro, entre ellos Grecia, haciendo cada día más frágil el sistema bancario de corto plazo.

Si no se da un golpe de timón en el más breve plazo, Sabia teme que se produzca un impacto sobre la economía quebecoise y la Caisse no estará a salvo.

“¿La Caisse está inmune contra una situación extrema y difícil en el mercado? La respuesta es: Es imposible que la Caisse esté inmune”, dijo Sabia.

La situación es seria, “excesivamente turbulenta” y justifica una respuesta urgente, según el presidente de la institución quebecois. De lo contrario el riesgo de contagio es bien real.

La puerta de salida de la crisis reside, según él, en las respuestas políticas que deberán dar los gobiernos europeos, llamados a reforzar el sistema financiero de los bancos, aceptando recapitalizar lo más malo que tengan ellos.

Sabia preconiza igualmente que la situación particular de Grecia constituye una suerte de “muro” construido entre este país y el resto de Europa.

Como lo sostiene el ministro federal de Finanzas, Jim Flaherty, Sabia, está también de acuerdo que los países de la zona euro deben fortalecer sustancialmente el Fondo europeo de estabilidad financiera  (FESF) para salvar a la banca de una desbandada.

“Cuando una institución financiera está en problemas, todo el mundo está en problemas” sostiene Sabia.

Si la reacción de Europa es suficientemente fuerte y ella se produce rápidamente, entonces se podrá evitar una recesión mundial y evitar ver la economía quebecois recibir un impacto mayor

A pesar del mal panorama que describió el presidente de la Caisse, delante de representantes de empresas, enarboló un mensaje de tranquilidad, haciendo resaltar las bases sólidas sobre las que reposa la Caisse, para asegurar a sus clientes un rendimiento estable, a pesar de las turbulencias de la economía.

La estabilidad, fue una de las palabras más utilizadas por el presidente de la Caisse.  Dijo también que la actual crisis tiene también sus costados buenos y podría dar nuevas oportunidades de inversiones interesantes.

Para el primer semestre del 2011, la Caisse registró un rendimiento de 3,6 %, o sea un resultado parecido a la de los portafolios de referencia. Al 30 de junio, sus activos netos eran 157.9 millardos de dólares, una alza de 6.2 millardos respecto al 31 de diciembre del 2010.

Fuente: Lapresseaffaire