viernes, 7 de octubre de 2011

¿Qué será del dinero de Jobs? Algunos dicen que planeaba algo “grande”

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Una pregunta impertinente, pero muy realista. ¿Qué va pasar con el dinero de Steve Jobs? La respuesta fácil y lógica, es que quedara para su familia. Pero algunos especulan que Jobs preveía hacer algo grande con sus millones. En todo caso tuvo tiempo para pensarlo. Las ideas de Warren Buffett, de donar el dinero, no lo cautivaron. ¿Veremos una obra póstuma de Jobs aparecer?, no sería raro que esto ocurriera de un genio que estaba acostumbrado a sorprendernos.

El Comercio

¿Qué va a pasar con los miles de millones de Steve Jobs? El fundador de Apple, fallecido en la madrugada del miércoles, reunió una fortuna de más de 7.000 millones de dólares, sobre todo gracias a la venta exitosa de los estudios de animación Pixar a Disney. Aún no se le conoce un testamento, pero los medios ya comenzaron a especular que el papel clave al respecto lo asume ahora su mujer, Laurene.

El ex jefe de Google Eric Schmidt alimentó las especulaciones de que el fundador de la firma preveía hacer algo grande con sus miles de millones.

Jobs, conocido por su modesto estilo de vestir, con sueter negro de cuello alto y pantalones jeans, nunca derrochó mucho dinero. Su vivienda era grande, pero no jactanciosa, y su único lujo conocido fue un Mercedes-Benz-Coupé.

El bloguero John Gruber recuerda cómo, tras la última aparición pública de Jobs en junio, se sorprendió de que tenía restos de hierba en las suelas de sus zapatos. “Seguro que tenía más de un par y podría haber comprado la fábrica entera”. Pero el aspecto exterior no era importante para él.

Al mismo tiempo se echaba en falta que el jefe de Apple, a diferencia de otros del club de los ricos como el fundador de Microsoft, Bill Gates, no apareciera como un generoso donante a causas humanitarias. Tampoco el legendario inversor Warren Buffett pudo ganarse a Jobs en su iniciativa de donaciones millonarias.

“SE PREOCUPARÁ MUCHO POR EL MUNDO”

Pero ahora, el jefe de administración de Google, Eric Schmidt, desató el rumor de que se podría esperar algo grande de los millones de Jobs. Sin embargo, el que fuera amigo durante años y luego rival de Jobs señaló que no podía hablar de lo que podría ocurrir con ese dinero, dijo al “The New York Times”.

Sin embargo, señaló que “todo se desvelará. Solo digo que era un hombre muy reflexivo y que se preocupaba mucho por el mundo”. En cualquier caso, Jobs sigue viviendo y quiso lograr un “tercer acto” que seguirían a sus dos grandes logros: la creación y el rescate de Apple.

Jobs tuvo mucho tiempo para prepararse para la muerte. En febrero ya sabía que el fin se acercaba, informó “The New York Times”. En los meses siguientes luchando por su vida con mucha confianza, con nuevos medicamentos, pero pese a ello se despidió de sus amigos y dedicó especialmente mucho tiempo a su mujer y a sus hijos. Jobs tenía un hijo y dos hijas de su matrimonio con Laurene, y otra hija de una relación anterior. “Se sentía fatal porque tenía que abandonarnos”, dijo su media hermana Mona Simpson al diario.

Al final de todo, también dejó recomendaciones para la presentación del nuevo iPhone 4S. El smartphone fue precisamente presentado la noche anterior a la muerte de Jobs. Muchos fans se decepcionaron de que solo se trate de una modernización del modelo actual, y otros esperaron en vano que el carismático visionario apareciera al menos brevemente en el escenario.

CÓMO FUERON SUS ÚLTIMOS DÍAS

Pero en los últimos días de su vida, no estaba en situación de hacerlo. Su biógrafo Walter Isaacson, que lo visitó semanas antes de su muerte, señaló que a sus 56 años estaba tan débil que se mudó al dormitorio de la planta baja de su casa porque ya ni podía subir las escaleras.

“Tenía dolores, pero su estado mental era bueno y su estado de ánimo bueno”, escribió Isaacson en un artículo para la revista “Time”. La fecha de publicación de la biografía autorizada de Isaacson se adelantó tras la muerte de Jobs en un mes al 24 de octubre.

El biógrafo preguntó a Jobs en los últimos encuentros por qué alguien que siempre cerró a cal y canto su vida privada, se decidió a final a autorizar una biografía y desnudó su corazón en horas y horas de entrevista. “Quería que mis hijos me conozan”, respondió Jobs. “No siempre estuve para ellos y quería que sepan por qué y comprendieran lo que he hecho”.