lunes, 10 de octubre de 2011

Los coptos se enfrentan a las autoridades por segundo día consecutivo en El Cairo

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Unos 3.000 civiles se han enfrentado a las fuerzas de orden en en Hospital Copto de El Cairo. Vehículos policiales han sido incendiados y el despliegue de funcionarios es cada vez mayor.

La información la tiene El País: 


La situación en El Cairo sigue muy tensa tras dos días de enfrentamientos entre la comunidad copta y las fuerzas del orden, después de que ayer las protestas dejaran 24 víctimas en la jornada más sangrienta desde la revolución que expulsó a Hosni Mubarak del poder en febrero.  Hoy unos 3.000 civiles se han enfrentado a las fuerzas del orden en el exterior del Hospital Copto de El Cairo. Varios vehículos policiales han sido incendiados por los manifestantes, que esperaban el inicio en la cercana catedral de Abbasiya del funeral por los cristianos coptos fallecidos ayer en los choques contra militares en el centro de la capital egipcia.

Hay un gran despliegue de efectivos de seguridad en torno al templo cristiano y se respira un ambiente de tensión, con la asistencia ya de cientos de personas. Algunos de los participantes se manifiestan frente a la catedral, donde se celebran los funerales de algunas de las víctimas de ayer. La televisión pública egipcia ha informado de que la Seguridad Central ha enviado a decenas de agentes para proteger el entierro y evitar cualquier enfrentamiento. El Gobierno militar transitorio ha llamado a la calma y prometido una investigación rápida y eficaz. Esta tarde mantendrá una reunión de emergencia.

La Fiscalía General egipcia ha anunciado que ha iniciado la investigación sobre la muerte de 24 manifestantes coptos y los 300 heridos anoche en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y está interrogando a 15 sospechosos de participar en los hechos ocurridos en El Cairo. La Fiscalía también ha ordenado la realización de autopsias a los fallecidos. Igualmente, ha precisado, se están realizando exámenes forenses a los heridos. Los detenidos, de acuerdo con el portavoz, citado por el diario Al Ahram, se enfrentan a cargos por perturbar la seguridad pública, incitar a las luchas sectarias, emplear armas de fuego sin licencia, agredir a efectivos de las fuerzas de seguridad y asesinato.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el órgano que gobierna Egipto desde el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak, ha lamentado los enfrentamientos de la pasada noche entre los cristianos coptos y las fuerzas de seguridad, y que ha calificado de «incidentes desafortunados» merecedores de una investigación por parte de las autoridades civiles. «El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas extiende sus condolencias a las familias de las víctimas y desea que los heridos se recuperen», ha señalado el comunicado oficial recogido por la cadena Al Yazira. Los militares han insinuado la existencia de elementos que intentan «distanciar al pueblo egipcio y a las Fuerzas Armadas» y han pedido a la población que «no caiga presa de estos intentos».

Una complicada transición política 

La junta militar ha asegurado que seguirá en el poder hasta traspasarlo a una autoridad civil, «pese a los intentos de destruir los pilares del Estado y propagar el caos para impedir la transición». Los militares han insistido en que traspasarán el poder a una autoridad civil elegida democráticamente «a pesar de los intentos que pretenden destruir los pilares del Estado y propagar el caos para impedir la transición democrática deseada», reza el comunicado.

El comunicado oficial informa de que los militares «han ordenado» al Consejo de Ministros que organice un «comité de investigación que identifique los motivos del incidente» y que «adopte las medidas legales de contención que sean necesarias» contra todos los implicados. Los militares reiteran su compromiso para respaldar «la responsabilidad patriótica», así como para preservar los recursos del pueblo y las «victorias ganadas» en la revolución popular del pasado mes de enero, así como su garantía de seguir la «hoja de ruta» estipulada para elegir una autoridad civil en los comicios parlamentarios de finales de noviembre.