martes, 11 de octubre de 2011

Once comandantes de la promoción del presidente Humala ascendieron a coroneles

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Aunque las autoridades castrenses dicen que los ascensos militares son procesos normales, la suspicacia es inevitable. Hace tres días ascendieron a generales diez coroneles de la promoción del presidente Humala.

La República

Para todos hay. Aparte de diez coroneles ascendidos al grado de general de brigada, once comandantes de la promoción 1984 Héroes de Pucará y Marcavalle, a la que pertenece el jefe del Estado, Ollanta Humala Tasso, alcanzaron el grado de coronel en el reciente proceso.

Sin embargo, ninguno de los once es del arma de Artillería, de la que forma Humala. Según las fuentes castrenses consultadas, este detalle demostraría que la mano del Presidente de la República no intervino para promover a alguno de sus compañeros.

“¿Por qué no hay ninguno de su arma? Porque se ha respetado rigurosamente la meritocracia. De lo contrario, habría al menos uno de Artillería y no hay”, explicaron.

Empero, entre los diez coroneles ascendidos al grado de general de brigada hay tres del arma de Artillería.

En el caso del ascenso a coronel, cinco son de Infantería, tres de Ingeniería, dos de Comunicaciones y uno pertenece a la Sanidad del Ejército.

Los comandantes de la promoción Héroes de Pucará y Marcavalle que a partir del 1º de enero lucirán el grado de coronel: Armando Bouroncle Mc Evoy, Juan Godoy Junchaya, Manuel Herrera Pereira, Jesús Maraví Vílchez y Luis Marchena Arana, todos del arma de Infantería.

También Manuel Álvarez Castro, Reynaldo Centeno Velásquez y Félix Seminario Alegre, del arma de Ingeniería.

Y con ellos han recibido el grado de coronel Jorge Benllochpiquer Castro y Pedro Icohea Reginato, del arma de Comunicaciones.

Además, Jorge Marín Suárez, de Sanidad del Ejército.

No ha sido promovido ninguno de Caballería, Inteligencia, Material de Guerra ni de Intendencia.

“La mayor parte tenía varios años en el grado, de modo que ascendieron porque les tocaba, debido a la suma de años de servicio. No hay por qué tener suspicacias”, dijeron las fuentes castrenses.

“Tampoco se puede decir que se les quitó vacantes a otras promociones para favorecer a la del presidente Humala, porque cualquier oficial puede verificar que incluso los efectivos de Pucará y Marcavalle han ocupado pocas plazas”, señalaron las fuentes.

“Si se quiso beneficiar desde Palacio de Gobierno a la promoción del Presidente, ¿por qué no hay oficiales del arma de Artillería? No hay ninguno. Eso se debe a que no les correspondía. Seguramente, habrá ascensos de dicha arma el próximo año”, apuntaron las fuentes vinculadas con el proceso de ascenso en el Ejército.

En el caso del ascenso de coronel a general de brigada, fue llamativo que de las 19 plazas disponibles, 10 fueran ocupadas por compañeros de la promoción de Ollanta Humala. Pero no se ha repetido situación semejante en el ascenso de comandante a coronel. Los condiscípulos del mandatario son minoría.

Por ejemplo, del total de 43 comandantes del arma de Infantería promovidos a coronel, solamente cinco son de Héroes de Pucará y Marcavalle; de los 17 del arma de Ingeniería, solo tres son de la misma promoción; de los 15 del arma de Caballería, ninguno es de la promoción de Humala.

Y de los 16 comandantes del arma de Artillería ascendidos a coronel en el reciente proceso, tampoco ni uno solo pertenece a la generación de oficiales de la Escuela Militar de Chorrillos que se graduó con el actual jefe del Estado.

No hubo vara

Lo que ha despertado inquietud es la promoción al grado de general de brigada de diez compañeros de Humala, entre ellos tres muy cercanos, integrantes del arma de Artillería. Las fuentes militares deslindaron respecto a las especulaciones. Dijeron que la promoción 1981 cuenta con 20 generales, la de 1982 con 22, la de 1983 con un total de 10 generales y la de 1984, con el reciente ascenso de diez oficiales, suma 11. La promoción 1985, que no contaba con ninguno, ahora tiene dos generales de brigada. “Todo es parte del natural proceso de renovación, no hay nada anormal”, señalaron las fuentes.

Lo cierto es que el panorama estará más claro cuando a fin de año se conozca la identidad de los generales que pasarán al retiro y de los que los reemplazarán, especialmente en puestos de comando.

Recién entonces se podrá medir el verdadero peso de la “promoción Humala” en el Ejército