miércoles, 12 de octubre de 2011

Comunidad hispana de Alabama paralizó actividades en protesta contra ley de inmigración

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La comunidad hispana de Alabama manifestó este miércoles su rechazo a la ley de inmigración que aprobó el estado, calificada como la más estricta de Estados Unidos.

Reporte de AP:

Por lo menos media docena de plantas avícolas cerraron o redujeron sus operaciones el miércoles, al igual que muchos otros comercios, mientras los hispanos pararon para protestar por la ley inmigratoria del estado, la más estricta de la nación.

El paro tuvo el propósito de demostrar la contribución económica de los inmigrantes hispanos en Alabama. No estaba en claro la magnitud de las protestas, pero el vocero de una compañía avícola dijo que se reportaban índices de ausentismo inusualmente altos en plantas en el nordeste de Alabama, donde está basada buena parte de la industria de los pollos en el estado.

En la ciudad de Albertville, en el nordeste del estado, numerosos comercios de propiedad de hispanos cerraron. Restaurantes mexicanos, un banco para hispanos, pequeños almacenes y supermercados estaban todos cerrados.

José Contreras es propietario de un restaurante y un comercio en la calle principal y dijo que cerraba pese a que le costaría 2.500 dólares en ingresos. «Cerramos porque necesitábamos abrir los ojos de la gente que opera este estado«, dijo el dominicano, ahora ciudadano estadounidense. «Es un ejemplo de que lo que pasará si la ley va demasiado lejos».

Los republicanos partidarios de la ley dicen que tiene por objeto desalojar de sus trabajos a los residentes ilegales y ayudar a los residentes legales a hallar trabajo en un estado con elevado desempleo.

La ley permite a la policía detener por tiempo indefinido a quien sospeche que está ilegalmente en el país, y requiere que las escuelas controlen la situación inmigratoria de los estudiantes nuevos cuando se inscriben.

Desde que un juez federal ratificó gran parte de la ley hace dos semanas, muchos hispanos asustados se han ocultado en sus hogares o han huido de Alabama. Las escuelas han reportado altos índices de ausentismo entre los estudiantes hispanos, y las autoridades escolares dijeron que las ausencias eran mayores el miércoles, al parecer debido a la protesta.

En la escuela primaria Crossville, en el condado DeKalb, el director Ed Burke dijo que faltaban unos 160 de los 600 alumnos. «Por lo general faltan de 20 a 30», precisó.

El gobierno de Barack Obama está entre los críticos de la nueva ley y solicitó a un tribunal federal de apelaciones que bloquee su aplicación aduciendo que excede la autoridad del estado.

Cerca del negocio de Contreras, la playa de estacionamiento estaba casi vacía en una planta avícola de Wayne Farms que emplea a 850 personas. El portavoz de la compañía, Frank Singleton, dijo que otras plantas también reportaban elevados índices de ausentismo.

«Sabemos que está relacionado con la ley de inmigración. Y no creo que vaya a ser solamente hoy«, conjeturó.

Las protestas fueron promovidas parcialmente por medio de Facebook y otras redes sociales, como también una emisora de radio en español en Birmingham. Sus partidarios dicen que quieren demostrar el impacto económico de los hispanos en Alabama y expresar solidaridad en oposición a la ley.

En Alabama hay unos 185.000 hispanos. El Centro Hispano Pew calcula que el 70% de los residentes hispanos del estado son mexicanos.

El gobierno federal presentó su postura ante la Corte de Apelaciones del 11 . Circuito, en respuesta a una solicitud presentada el día anterior por las autoridades de Alabama.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos y una coalición de grupos defensores de los inmigrantes presentaron una solicitud ante la corte la semana pasada para tratar de impedir que Alabama trate de aplicar la ley, a la espera del resultado de una apelación, alegando que la ley podría conducir a prácticas discriminatorias, incluso contra residentes legales.

La corte deberá decidir ahora si va a intervenir mediante la emisión de un interdicto preliminar.

En un documento presentado el miércoles por separado, los grupos defensores de los inmigrantes citaron varios ejemplos concretos de residentes legales que dijeron haber sido afectados por la ley desde el mes pasado.

Dijeron que residentes latinos en Northport, Alabama, han recibido avisos de que se les cortará el servicio de agua en dos días hábiles a menos que comprueben su estatus migratorio.