viernes, 14 de octubre de 2011

Laura Pollán fundadora de las Damas de Blanco murió hoy en Cuba a los 63 años

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Laura Pollán había sido hospitalizada hace algunos días, sufría distintas enfermedades, aunque controlables,que terminaron por minar su salud. Un paro cardíaco habría ocasionado su muerte, a los 63 años.

El Nuevo Herald


 

Laura Pollán, fundadora de las Damas de Blanco y una de las disidentes cubanas más respetadas dentro y fuera de la isla, falleció el viernes de un paro cardíaco, según varios reportes de la oposición.

“Laura Pollán acaba de fallecer,” reportó la bloguera Yoani Sánchez en un mensaje de Twitter.

La opositora Martha Beatriz Roque también reportó la noticia en el sitio Háblalo sin Miedo, tras una conversación telefónica con otras disidentes que estaban en el hospital Calixto García de La Habana.

Los teléfonos celulares de su esposo, el ex prisionero político Héctor Maseda, y de su hija, Laura María Labrada, estaban constantemente ocupados o apagados, y no fue posible hablar con ellos de inmediato para confirmar la noticia.

Pero Labrada había confirmado el viernes por la noche que su madre había sufrido un “paro cardíaco” y que en esos momentos se dirigía al Calixto García.

“No tengo más detalles. Estoy saliendo de casa ahora para el hospital”, comentó Labrada a El Nuevo Herald.

Pollán, de 63 años, fue internada en la sala de cuidados intensivos del hospital de La Habana la semana pasada por una emergencia respiratoria.

El viernes por la tarde, Labrada había reportado que su madre tenía dengue y seguía “muy grave pero estable”.

“Ella no ha empeorado, pero no ha mejorado porque todavía no puede respirar por sí misma”, dijo Labrada.

Los médicos que atendían a Pollán le quitaron el tubo por donde respiraba con la ayuda de una máquina, agregó, y le hicieron una traqueotomía para reconectarla al respirador.

Pollán también padecía de diabetes y alta presión arterial, pero esas enfermedades habían sido mantenidas bajo control durante su estancia en el hospital, indicó Labrada a El Nuevo Herald.

Las últimas pruebas mostraron que Pollán sufría de una infección en los riñones “pequeña y no alarmante”, según Labrada, y un caso activo de dengue, una enfermedad transmitida  por mosquitos y por estos días frecuente en La Habana.

Las fiebres producidas por el tipo de dengue 4, que sufría Pollán, no eran especialmente fuertes, pero estaban complicando sus problemas de salud, causados principalmente por una fuerte neumonía viral.

“Estas son cosas que son pequeñas, pero que se añaden al caso de una persona que ya tiene el sistema inmunológico deprimido”, comentó Labrada el viernes por la tarde.

El grupo Damas de Blanco fue fundado por las esposas, madres e hijas de los 75 opositores encarcelados durante la ola represiva en el 2003 conocida como la Primavera Negra de Cuba.

Entre esos detenidos estuvo Macera, el esposo de Pollán, quien se reunía con las otras mujeres en Villa Maristas, el centro de detenciones e interrogaciones de la Seguridad del Estado, mientras esperaban visitar a sus esposos.

Pollán logro juntar a varias de las mujeres para realizar protestas después de las misas del domingo en la iglesia Santa Rita. Todas iban vestidas de blanco y llevaban gladiolos en sus manos para demandar la libertad de sus familiares.

El grupo ganó en el 2005 el premio más importante de los derechos humanos entregado por el Parlamento Europeo, el Premio Sajarov, y poco a poco se convirtió en el único grupo disidente que el gobierno cubano permite protestar en las calles de La Habana todos los domingos.

Las presiones de las mujeres también contribuyeron a que el gobernante cubano Raúl Castro anunciara el verano pasado la liberación de los últimos 52 disidentes del Grupo de los 75 que todavía quedaban en las cárceles.

Unos 115 prisioneros políticos fueron puestos en libertad finalmente y la mayoría fueron trasladados directamente de las cárceles a los aviones que los llevaron al exilio en España.

Pero Maseda, que fue puesto en libertad en febrero, y una docena más de presos políticos decidieron quedarse en Cuba para seguir la lucha contra el régimen.