lunes, 17 de octubre de 2011

Decenas de muertos tras una semana de lluvias torrenciales en Centroamérica

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los recuentos provisionales apuntan a más de 80 fallecidos entre varios países de la zona. Los deslaves de tierra en El Salvador han agravado la situación.

Informa así El País

Los muertos se cuentan por decenas en Centroamérica después de una semana de lluvias torrenciales que pueden prolongarse todavía durante hoy y mañana. Según los últimos recuentos, entre 74 y 81 personas han fallecido en distintos países. La situación más trágica se vive en El Salvador, donde el presidente, Mauricio Funes, confirmó esta madrugada que al menos 32 personas han muerto y más de 20.000 han sido evacuadas.

“En las últimas 24 horas, 24 personas más murieron y elevaron el numero de víctimas fatales a 32”, dijo Funes en un mensaje institucional en televisión. “El número de evacuados ha subido ya a más de 20.000 personas, y para alojarlos se han dispuesto nuevos albergues y refugios, cuyo número asciende a 261”.

“El aumento de las víctimas fatales, de las familias y personas evacuadas, de los daños registrados en las carreteras, caminos y puentes, y también en más de 10.000 viviendas, nos muestran la magnitud del desastre”, dijo el presidente.

En la madrugada de este domingo, Cruz Roja reportaban derrumbes de tierra caídos sobre comunidades rurales en tres sitios del territorio salvadoreño, donde más del 90% de su población habita en zonas de riesgo. Al menos 9 personas más fallecieron soterradas en Ciudad Arce, Lourdes Colón y una menor, en Coatepeque. Entre el sábado y el domingo, la cifra de muertos se ha duplicado.

Una de las últimas víctimas de los deslaves de tierra fue una niña: Emérita Morán, de 8 años de edad, quien falleció cuando era trasladada al Hospital San Juan de Dios, debido a que un alud de tierra cayó sobre su vivienda -en las primeras horas del domingo-, ubicada en el cantón El Caulote de Coatepeque en Santa Ana, confirmaron agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), que participaron en su rescate.

Ante la gravedad que presenta el terreno, saturado por las lluvias que caído desde hace más de una semana, Protección Civil había decidido evacuar a la población en la zona de la quebrada Las Lajas, ubicada en el volcán de San Salvador, conocido como el Picacho, donde residen cientos de familias pobres. Los movimientos de tierra que están enterrando familias enteras podrían llegar hasta la capital salvadoreña, San Salvador, según aventuró el domingo el Ministerio de Medio Ambiente (MARN).

En Guatemala, los fallecidos ya son 28, mientras que en Honduras los muertos ascienden a 12 y en Nicaragua a al menos 7. Las autoridades de Costa Rica no habían informado anoche de que se hayan producido víctimas mortales en el país.

Los gobiernos de Nicaragua y Guatemala, también en El Salvador, han llamado a sus ciudadanos a acatar las órdenes de Protección Civil. Igualmente han hecho llamados a la Comunidad Internacional en procura de ayuda para las emergencias. El Banco Mundial (BM) ya ha puesto a disposición 25 millones de dólares para la catástrofe.

En tanto, de acuerdo al pronóstico de lluvias, el Observatorio Ambiental del MARN, de El Salvador, que ha sido dotado de radares y tecnología de punto, indica que “se mantiene situación de temporal: Se continuará con cielos nublados, lluvias dispersas a generalizadas, intermitentes y continuas, moderadas a fuerte intensidad con énfasis en la franja costera y cadena volcánica del país”.

Para hoy, 17 de octubre, “el sistema de baja presión ubicada en la cercanía de Yucatán mantiene un amplia área depresionaria sobre El Salvador, Guatemala y Honduras dando continuidad al temporal, manteniendo el ingreso de humedad del Pacífico, originando cielos nublados con lluvias dispersas a generalizadas, intermitentes a continuas, de moderadas a fuertes, con énfasis en la cadena volcánica y franja costera del país”, de acuerdo a la oficina medioambiental.