lunes, 17 de octubre de 2011

Tormenta política en México por declaraciones de Felipe Calderón

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El presidente mexicano afirma, en unas declaraciones publicadas por el New York Times, que hay dirigentes del PRI dispuestos a pactar con los carteles del narcotráfico. 

Informa así El País

Las declaraciones del presidente de México, Felipe Calderón, en una entrevista concedida a The New York Times, en las que afirma que hay sectores el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el principal partido opositor y favorito para ganar las elecciones presidenciales del próximo julio, dispuestos a pactar con los carteles del narcotráfico para frenar la violencia ha levantado una tormenta política en el país.

Diversos dirigentes del PRI salieron el domingo en tromba a rebatir las declaraciones del presidente. “Absurdo”, “irresponsables”, “debe presentar pruebas o retractarse”, “exigimos una disculpa”, fueron algunas de sus palabras. El PRI, que ha sido muy crítico con la estrategia de guerra contra el crimen organizado lanzada por Calderón, que ha causado decenas de miles de víctimas en los últimos cinco años, ha amenazado con llevar el caso ante los tribunales.

La bronca obligó a que la Vocería del Gobierno federal emitiera bien entrada la tarde del domingo un comunicado precisando las palabras del presidente al periódico estadounidense. En él se dice que las declaraciones responden a una pregunta del corresponsal del diario en la que éste afirma que el PRI tiene la reputación de generar acuerdos con el crimen organizado y que si eso le preocupa. Calderón responde que hay mucha gente en ese partido que no comparte la idea de negociar y apoya su estrategia contra el narco. Sin embargo, añade que hay otros miembros del PRI que, “como el ex gobernador del Estado de Nuevo León, Sócrates Rizzo, han señalado públicamente la utilidad de generar acuerdos con el crimen organizado”.

En la entrevista, el presidente agrega: “Yo no veo cómo puede darse un arreglo, pero es una mentalidad que muchos de ellos tienen. Si esa opinión se mantiene, me preocuparía”.

El comunicado del Gobierno añade el fragmento íntegro de la entrevista que ha generado el conflicto. Dice así:

Corresponsal del NYT: El PRI tiene esa reputación, ¿se preocupa usted de que ellos tuvieran la oportunidad de tener la Presidencia de nuevo?

Presidente Felipe Calderón Hinojosa: Pues depende de quienes, ¿no? Pero pues ahora sí que, pues es cosa de examinar las prácticas de cada partido político. Hay mucha gente en el PRI que coincide con la política que yo tengo, por lo menos lo dicen en corto, como decimos, aunque públicamente digan otra cosa. Y hay mucha gente en el PRI que piensa que los arreglos de antes funcionarían ahora, pues es el caso del ex Gobernador de Nuevo León, ¿no? De Sócrates Rizzo, que tiene unas declaraciones maravillosas. Dice: nosotros nos arreglábamos con los criminales y no pasaba nada. Si eso lo pensaran aplicar hoy, el único arreglo posible es dejarles esta casa, y la única discusión es si se la dejan al “Chapo” o a Los Zetas. Yo no veo qué arreglo puedan tener, pero esa es la mentalidad que campea en muchos de ellos, no digo que en todos. Si prevaleciera esa corriente de opinión, ahí sí me preocuparía. Si en cambio prevalece la corriente que piensa que la ley tiene que cumplirse, que el Estado no puede transigir ni claudicar ante criminales, y que, vaya, yo creo que si a un ciudadano americano le digo que aquí en México todavía discutimos si el Gobierno tiene que combatir a los criminales, se sorprendería de qué está pasando. Pero sí, en México hay que sostener todavía la tesis de que el Gobierno tiene que combatir a los criminales”.

Cuando The New York Times le pregunta a Calderón si será recordado por la espiral de violencia que ha vivido el país durante su sexenio, el presidente responde que habrá quien lo recordará así pero que “si México triunfa y estoy seguro de que lo hará y reconstruye el tejido social, habrá también aquellos que me recuerden como el presidente que se atrevió a enfrentarse a los criminales e inició el largo camino hacia la reconstrucción institucional del país”.