miércoles, 19 de octubre de 2011

Expresidente Vicente Fox insiste en diálogo con narcotraficantes para un “cese de fuego”

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El expresidente mexicano Vicente Fox señaló una vez más que para evitar la violencia es mejor legalizar la droga al tiempo que propone un pacto con los narcotraficantes para obtener un “cese de fuego”.

Como ejemplo pone el caso de las negociaciones en Chiapas y la experiencia del expresidentes López Michelsen. Polémicas declaraciones del expresidentes Fox, que darán mucho que hablar.

La Jornada

Nueva York, 18 de octubre. El ex presidente Vicente Fox Quesada planteó un cese al fuego en la guerra antinarcóticos en México, mediante un diálogo entre autoridades y cárteles, que podría considerar incluso una amnistía para narcotraficantes si aceptan “someterse a la justicia” para frenar la violencia en México.

En un foro celebrado en el Instituto Cato en Washington, Fox reiteró su llamado a “legalizar todas las drogas”, pero sostuvo que a la vez tendría que preverse una especie de proceso de diálogo para lograr un “cese el fuego” en el que podría usarse como marco la experiencia en Chiapas con la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa) o la propuesta del gobierno colombiano a los extraditables en Colombia.

Fox insistió en que no se trata de una negociación con el crimen organizado. “Negociar no es la palabra correcta. Se puede buscar un cese el fuego. Esto sucedió en el caso de Chiapas con la formación de la Cocopa por el gobierno mexicano, algo aprobado en nuestras leyes, y se sentaron a hablar con un criminal, con el subcomandante Marcos, y mediante ese diálogo, en tres meses lo que fue la idea de Marcos de derrocar al gobierno y hacer una guerra al país y dentro del país, incluso a separar el territorio, se volvió un movimiento social en representación de los indígenas.”

Otro ejemplo, agregó Fox, es lo que hizo el entonces presidente colombiano Alfonso López Michelsen, quien “ofreció a los cárteles no extraditarlos a Estados Unidos, incluso hasta respetar sus bienes si se sometían a la justicia colombiana”.

Todo esto, enfatizó, “no es una negociación”, ya que “no hay que romper la ley ni dividir territorio, sino avanzar con las ideas”. Subrayó que “todos entendemos la diferencia entre un cese el fuego y una negociación. La Cocopa logró el cese el fuego” y dijo que “es sorprendente lo que se puede lograr dialogando sobre una mesa”.

El alto al fuego, afirmó tanto en su ponencia como en respuestas a reporteros al concluir el foro, se podría lograr “retirando al Ejército”. Consideró que cada vez es más complicado para los militares estar en esta lucha, cada vez “hay más violaciones, abusos de derechos humanos” y por eso la mejor opción es que (los soldados) “regresen a sus cuarteles”. Se necesita, dijo, fortalecer los cuerpos policíacos de todos los niveles, ya que las labores que ahora hacen los militares son tareas policíacas.

Al preguntarle quién integraría la mesa de diálogo y si serían capos como Joaquín El Chapo Guzmán, el ex presidente afirmó que “no importa” tanto quien está. Recordó que “Marcos no estuvo ahí”, pero sí los representantes, y afirmó: “claro”, serían los representantes del crimen quienes tendrían que participar, igual que en Chiapas, donde los que estaban en la mesa “eran criminales”.

Afirmó que este proceso podría conducir a una amnistía. “Al final puede terminar como terminó lo de la Cocopa, con una amnistía; como ofreció al final el presidente López Michelsen: respetar los bienes de los cárteles si éstos se sometían a la justicia”.

Reiteró que la legalización de las drogas es la vía para solucionar el narcotráfico y el crimen organizado vinculado con este fenómeno. Fox insistió en su propuesta de “la plena legalización de todas las drogas y toda la cadena de producción, distribución y venta”. Indicó que “Portugal y Holanda han comprobado que se puede hacer”.

En su ponencia, señaló: “Yo no creo en las prohibiciones” y explicó que éstas se han ido anulando: primero las de alcohol, después las del aborto y las del matrimonio gay, y ahora tal vez ésta la última gran prohibición, la de drogas, que está a punto a caer. “Los gobiernos jamás lograrán erradicar las drogas, nunca se ha podido”, indicó.

EU, incapaz de controlar el narcotráfico

México está en medio de los que producen drogas en el sur y los que las consumen (en el norte), argumentó, y sugirió que mientras en Estados Unidos persista el amplio uso y distribución, tal vez por eso las autoridades deciden pedir a mexicanos y colombianos que controlen la droga, ya que aquí no lo logran. Y el precio que paga México por esta guerra, dijo, son las 50 mil muertes más los 50 mil que trabajan para los cárteles.

Insistió en que “aquí, en Estados Unidos, no hay negociación con los criminales, pero hay una gran tolerancia. Ahí están los que venden la droga, los que manejan el dinero, los que venden las armas. ¿Por qué no los acaban?”

Cuando se le pidió una opinión acerca de la propuesta del precandidato presidencial republicano y gobernador de Texas, Rick Perry, de considerar el envío de tropas estadunidenses a México para luchar contra el narco, Fox respondió: “¿Acción militar estadunidense?, Dios nos proteja. Hemos tenido tantas en el pasado, no queremos más. Perdimos parte de nuestro territorio por ello. Perdimos Nuevo México, Texas y California. Ya no más guerras, no más ejército estadunidense en nuestro territorio. Moriría para evitarlo”.