martes, 25 de octubre de 2011

La DEA ha infiltrado varias organizaciones criminales mexicanas, revela The New York Times

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

The New York Times, en un artículo aparecido este lunes, reveló algo que los mexicanos saben pero a lo que no dan mayor importancia: el hecho que la DEA ha infiltrado organizaciones criminales mexicanas con el fin de ayudar a la policía local a capturar a sus jefes, como en efecto ha sucedido con las recientes capturas de varios narcotraficantes.

Excelsior

A pesar de que hay leyes que prohíben que fuerzas de seguridad estadunidenses operen en suelo mexicano, su papel se ha expandido “de manera impensable hace cinco años”, incluyendo el vuelo de aviones no tripulados dentro del país, informó ayer el diario The New York Times.

“Los mexicanos alzan los ojos y dicen: sabemos que eso está sucediendo, aunque se suponga que no debería  suceder”, dijo Eric L. Olson, experto en temas de seguridad en México del Centro Woodrow Wilson, a Ginger Thompson, autora del artículo.

El texto, disponible en la página www.nytimes.com, destaca que según testimonios de oficiales de ambos lados de la frontera, las agencias policíacas de aquel país ya lograron infiltrar a algunas de las organizaciones más peligrosas de México y que en ocasiones sus informantes les han dado acceso a los líderes de los cárteles, ayudando a que las autoridades mexicanas pudieran capturar o eliminar a unas dos docenas de capos de mediano y alto nivel.

“Se ha reconocido que estos esfuerzos han fragmentado varios de los más grandes cárteles mexicanos en grupos criminales más pequeños —y presumiblemente menos peligrosos—. Sin embargo la violencia continúa, al igual que el flujo de drogas ilegales hacia el norte”, añade.

El artículo menciona que las autoridades han dado vagos detalles sobre uno de esos informantes y sus contactos con Los Zetas, explicando que las acusaciones de narcotráfico que pesaban sobre él en Estados Unidos fueron retiradas debido a que “previamente había proporcionado información confiable a los agentes policíacos federales de EU, misma que pudo ser corroborada de manera independiente” y produjo muchos decomisos.

Además ofrece ejemplos de cómo esas infiltraciones han ayudado a las autoridades mexicanas a actuar contra los cárteles en el país y de cómo han contribuido a abortar complots como el de un vendedor de autos iraní-estadunidense, que intentaba contratar a algunos zetas para asesinar al embajador de Arabia Saudita en Washington.

Y luego de destacar la metamorfosis de los cárteles mexicanos en organizaciones que perpetran tráfico de seres humanos, extorsiones, lavado de dinero y crímenes cada vez más violentos dentro de México, Guatemala o “según parece, en Estados Unidos”, el artículo desvela el nombre de algunos informantes y señala el poder corruptor de los cárteles que han absorbido a agentes infiltrados que empezaron a colaborar con motivaciones altruistas.

Vanda Felbab-Brown, experta en crimen organizado de la Brookings Institution, dijo que mientras algunos han criticado a la DEA por hacer “pactos con el diablo”, otros consideran el caso de Vicente Zambada Niebla, alias El Vicentillo del cártel de Sinaloa, “como un importante golpe de inteligencia”, por considerar que no hay nada que sustituya a los humanos como fuentes de información, agrega el artículo escrito con la colaboración de Charlie Savage.

El reporte de NYT agrega que el Departamento de Justicia tomó “la extraña decisión” de revelar los contactos de la DEA en documentos de la Corte y que uno de ellos señala a Humberto-Loya-Castro, “quien fue confidente del líder del cartel (de Sinaloa), Joaquín Guzmán, conocido como El Chapo.

La receta de NY

El ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, dijo que uno de los programas que ayudan a reducir la delincuencia es darle seguimiento a las personas que dejan la cárcel: Basado en su experiencia como ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani dictó en Ciudad Juárez una conferencia magistral, donde delineó una especie de “receta” para que en México se tengan mejores resultados en el combate a la criminalidad.

Citando los pasos que se dieron en aquella ciudad estadunidense en su periodo como alcalde, Giuliani explicó que algunos de ellos podrían servir para bajar los índices de delincuencia y de violencia en México, pero resaltó que lo principal es “aumentar y fortalecer la generación de empleos, generar programas sociales y depurar las corporaciones policíacas”.